Cómo pasar una tarde divertida con tus hijos (sin salir de casa)

Estimulación y juego
Foto: Naran Xadul
Foto: Naran Xadul

Desde que la vida nos obligó a quedarnos en casa, muchas de nuestras rutinas tuvieron que ajustarse y acoplarse, lo que significó tener momentos aburridos para muchos de los niños, así como encontrar la forma de hacer divertido el aprendizaje. 

 

Este regreso a clases para muchas de nosotras ha sido muy difícil, equilibrar las mañanas entre las clases virtuales y las juntas, nos tiene a cada uno ocupados y metidos en las pantallas. 

 

Es por eso que cada día, trato de tener momentos que sean de aprendizaje pero llenos de diversión en esta nueva normalidad, mismos en los que logramos desconectarnos de la tecnología para hacer cosas con las manos o activar la mente.

 

Y me he encontrado con cosas increíbles, como que mi hija ya sabe jugar lotería, ama bordar, bajar a la cochera para dar vueltas corriendo es suficiente para que caiga rendida en las noches y hacer mil cosas con masitas Play-Doh, con lo que no sólo pone a prueba su creatividad, sino que también trabaja su motricidad fina, incluso, su pinza ha mejorado muchísimo.

 

Hay muchas cosas que podemos hacer ahora que tenemos que estar en casa: 

 

  1. Aprendiendo sobre la naturaleza 

Crear un jardín puede ser muy entretenido, sobre todo si hacen un proyecto de arte con figuras de masita. Esto hará que cada día, quieran formar hojas, flores o insectos con un objetivo divertido para ellos. 

 

  1. Cofre del tesoro 

Este juego nos gusta mucho, ponemos algo que nos encanta dentro de una caja decorada, como galletas, masita, chocolates o una película para la noche de películas y la escondemos en algún lugar. Después hacemos un mapa y dejamos algunas marcas en el piso para seguirlas. Es muy divertido organizar el escondite y luego ver a la pequeña encontrarlo. 

 

  1. Esculturas, comiditas y todo lo que se pueda hacer con masitas

Algunas veces a mi hija le gusta aplanar y recortar, otras veces hace comiditas y otras bichos. Darle masitas nos asegura una tarde de diversión y mucho entretenimiento, pero lo mejor es que ayuda a complementar su aprendizaje y a que se desarrolle cada vez más.

 

Incluso, también podemos hacer patrones de bolitas de masita para aprender a contar, a identificar los colores, los tamaños y formas cuando hacemos figuras.

 

  1. Bailar y cantar 

Sonará muy trillado, y tal vez algo que ya has escuchado en todos lados, pero cuando siento que yo estoy teniendo un día difícil y mi hija lo está resintiendo, paro todo, pongo música para bailar como Rebelde, Taylor Swift o Katy Perry, y sólo empiezo a bailar y cantar. Mi hija inmediatamente empieza a hacer lo mismo y siento como mi estrés baja considerablemente y empiezo a conectar con ella. Sólo me suelto, es un gran ejercicio para romper con las rutinas. 

 

  1. Obstáculos en casa 

Puedes usar cojines, cajas, sillas y todo lo que puedas unir y hacer un camino de obstáculos para que tu hijo pueda saltar o escalar como si hiciera parkour. Si no hay mucho espacio, bajar el colchón de la cama al piso para que brinquen les dará un rato de diversión. 

 

  1. Burbujas 

Tienen algo mágico que hace muy feliz a los niños. Usa dos palos grandes y amarra un lazo de tela a ellos. Haz tu propia mezcla de jabón para burbujas, sólo necesitas 2 tazas de agua caliente, ¼ de taza de jabón de trastes, 1 paquete pequeño de gelatina y 2 cucharadas de glicerina.  

 

  1. Pintar ventanas o paredes del baño 

En esta nueva normalidad mi hija no se quiere bañar, a veces le cuesta mucho trabajo meterse a la regadera, así que saco mi truco secreto: crema de afeitar y pintura vegetal para que la ponga en la pared. Es muy divertido, ayuda a trabajar su muñeca y sus trazos para el día que empiece a escribir y además, se quita con agua.  

 

Naran Xadul

Mié, 09/30/2020 - 08:45