Tendrán más semanas por licencia de maternidad las mujeres embarazadas en México

Embarazo
Foto: IG @lu_mulloy
Foto: IG @lu_mulloy

¡Buenas noticias en México! Ahora las mujeres embarazadas podrán tener más tiempo para cuidar, alimentar y disfrutar a su bebé antes de regresar a su trabajo, gracias a que los legisladores agregaron dos semanas más a su licencia laboral por maternidad.

 

Sí, son sólo dos semanas, pero en esa etapa los minutos, las horas o las semanas representan muchísimo para una mujer que será madre, ya que puede usar todo ese tiempo para recuperarse del parto, conocer a su bebé y que él la conozca a ella, así como entender y disfrutar la maternidad.

 

De esta manera, la incapacidad laboral por maternidad, que consistía en que las mujeres embarazadas podían ausentarse del trabajo con goce de sueldo durante seis semanas antes del parto y seis semanas después del nacimiento, ahora será de siete semanas antes y siete después.

 

¡Elección libre!

 

No obstante, parte de la emoción que generan las modificaciones al artículo 170 de Ley del Trabajo, aprobadas por la Comisión de Estudios Legislativos del Senado, es que ahora la futura mamá podrá elegir cuántas semanas quiere descansar antes y después del parto.

 

Es decir, podrá transferir, con permiso de su doctor, hasta cinco de las siete semanas de descanso previas, para después del parto… lo que significa: ¡estar hasta 12 semanas después del parto con el bebé!, para darle lactancia exclusiva, estrechar vínculos y asimilar todos los cambios que estarán pasando en tu vida.

 

Otro dato que se aclara en las modificaciones es que si el bebé nace con alguna incapacidad o requiera atención médica, las semanas posteriores podrían aumentar hasta 14 semanas después del parto, siempre y cuando se entregue un informe que confirme la condición.

 

¡Aprovecha estas semanas para estar pegada a tu bebé!

 

Con el aumento de dos semanas a la incapacidad laboral de las mujeres embarazadas, las mujeres podrán pasar más tiempo con su recién nacido, darle su calor de mamá y tener contacto piel a piel con ayuda de la lactancia.

 

Todo este contacto, apapacho y transmisión de amor es vital para los primeros meses de vida -9 meses para ser específicos-, porque así se adaptará más rápido a su entorno y tendrá un desarrollo adecuado, según un estudio publicado en Evolutionary Psychology.

Consuelo Hernandez
Última actualización: Mar, 10/01/2019 - 12:39