Círculo de caricias. Cómo enseñar a tus hijos a evitar el abuso sexual

Círculo de caricias. Cómo enseñar a tus hijos a evitar el abuso sexual

Crianza consciente
Foto IG: thesimplefolk
Foto IG: thesimplefolk

Todos los papás tenemos que trabajar para evitar que los niños sufran abuso sexual en la infancia. Este ejercicio del círculo de caricias puede ayudar a evitarlo.

 

México está catalogado entre los países con más violencia infantil y ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF.

 

Se siente como un balde de agua fría, ¿verdad? Según datos del Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar en México, 8 de cada 10 abusadores son conocidos de la familia.

 

Cómo podemos evitar esto:

 

La mejor forma de prevenir el abuso y maltrato infantil es través del buen trato. Según la Asociación Civil  “Guardianes” la cual se encarga de prevenir el maltrato y abuso sexual en los niños.

 

Los niños y niñas que son educados a través de los buenos tratos tendrán mayor confianza en sí mismos, lograrán un desarrollo afectivo, psicológico, sexual, intelectual, físico y emocional más saludable. Esto además generará vínculos positivos logrando una comunicación efectiva.

 

Si quieres que tu hijo te diga que algo malo le está pasando, hay que generar la confianza a través del respeto para que pueda acercarse.

 

La información es poder, y entre más temprano le enseñemos a los niños cuáles son las partes de su cuerpo que nadie puede tocar y empecemos a llamarlas por su nombre, mejor. Ya que los niños que han sido abusados desconocen el nombre de las partes íntimas de su cuerpo, al pene lo llaman de otra forma, al igual que a la vagina. Es importante enseñarles, acorde a su edad, para qué sirven.

 

Olvídate de los tabúes, de acuerdo a su edad es importante que los niños aprendan sobre sexualidad integral, a conocer las diferencias sexuales que existen entre los niños y las niñas, identificar las partes privadas y públicas, a diferenciar actos de afecto y de abuso y aprender que nadie debe tocar sus partes privadas más que mamá o papá y en situaciones específicas como en el baño o en el cambio de ropa.

 

Hagan el círculo de caricias. Es una actividad interesante y muy explícita que le recordará a los niños todos los días qué personas pueden acercarse más a ellos y cuáles no. Pon una foto de tu hijo al centro de una cartulina y alrededor coloca círculos, los más cercanos al niños serán los de papá y mamá, ya que ellos podrán dar besos, abrazar, acariciar su espalda, bañarlos, verlos desnudos y tocar sus partes privadas cuandos sea necesario.

 

Ve colocando círculos más lejanos, por ejemplo sus abuelos, ellos podrán dar besos y abrazar, pero no podrán ver sus partes privadas y así de acuerdo a la confianza y cercanía que hay con cada uno de los familiares, amigos cercanos, maestros, cuidadores, etc. Y ponlo en un lugar de su habitación que pueda ver todo el tiempo.

 

Entre más lejos esté el círculo, la persona ahí colocada menos puede acercarse al menor.

 

Es importante que el niño reconozca que cuando una persona invada el círculo de alguién más o haga algo que no le gusta, tiene que avisar a mamá y papá.

 

Enseña a tu hijo a cuidarse él mismo.

Silvia Ruiz
Última actualización: Mar, 01/29/2019 - 10:43
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz