25 cosas que puedes decir a tu hijo en lugar de ¿cómo te fue?

25 cosas que puedes decir a tu hijo en lugar de ¿cómo te fue?

Crianza consciente
Foto IG: thesimplefolk
Foto IG: thesimplefolk

Hay mil formas de iniciar una conversación con los niños para saber qué tal fue su día, sin necesariamente decir ¿cómo te fue? Estas 25 ideas te ayudarán a conectar más con tu hijo.

 

Estas frases no sólo te ayudarán para saber más sobre el día a día de tus hijos, también serán una gran herramienta para generar confianza entre ustedes y aprender a comunicarse.

 

Hay maneras de iniciar la conversación después de recogerlos de la escuela, antes de empezar a bombardear con preguntas, saluda y cuenta un poco de cómo te fue a ti. Aunque algunos niños salen y lo primero que quieren hacer es contar todo lo que hicieron, otros no suelen hacerlo mucho. Dependiendo de cómo veas su ánimo podrás ir moderando la conversación.

 

Pero puedes empezar con:

¿Qué desayunaste? ¿Estaba rico, te gustó?

¿Qué llevaron hoy de desayuno tus amigos?

¿Qué fue lo que más te aburrió hoy?

¿Hiciste algo que te puso muy feliz?

¿Viste algo raro o aprendiste algo extraño?

 

También hay otras preguntas que nos ayudarán a conocer más a profundidad situaciones, como su relación con sus amigos o su interacción social.

 

Pregúntale acerca de eso no directamente, porque no sabrá qué contestarte, pero sí puedes ahondar en el tema a través de otras preguntas, como:

¿A qué jugaste hoy y con quién?

¿Qué lugar te gusta más de tu escuela para jugar?

¿A qué juegan los otros niños en el recreo?

¿Pudiste ayudarle a algún amigo hoy? ¿Alguién te ayudó a ti?

¿Alguien te hizo enojar hoy?

¿Alguno de los otros niños hace cosas que creas que son malas?

¿Hay alguien que no es tu amigo pero que te gustaría que fuera?

¿Con quién te gusta platicar más? ¿Te contó algo divertido hoy?

¿Alguien te ha pedido que guardes un secreto?

Si una nave espacial llegara y se llevara a los niños de tu escuela, a quién ayudarías para que se quedara, y cuáles niños te daría gusto que se fueran?

 

Pero si lo que te preocupa también es lo que está aprendiendo en clases o cómo es su maestra, puedes hacer estas otras preguntas:

 

¿Qué ejercicios hiciste hoy que te dieron mucha flojera? ¿Cuáles te dio gusto hacer?

¿Qué fue lo que más te gustó de lo que aprendiste hoy?

¿Qué te gustaría hacer para que la clase aburrida fuera más divertida?

Si tu fueras maestro, ¿qué le enseñarías a tus compañeros?

Si uno de tus compañeros fuera maestro, ¿quién te gustaría que fuera?

¿Qué es lo que más te gusta de tu maestro/a?

¿Cuál es tu actividad favorita en el salón?

¿Te gusta el lugar donde te sientas? ¿Tú lo elegiste?

¿Qué es lo que menos te gusta de tu maestro/a?

¿Qué te gustaría aprender en tu escuela que hoy no te enseñan?

¿Qué te hizo sentir orgulloso hoy?

 

Como mamás es importante saber lo que viven nuestros niños, no sólo para estar al tanto en caso de que algún problema pase, sino para conocerlos mejor.

Silvia Ruiz
Última actualización: Vie, 03/01/2019 - 22:51
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz