Un estudio hecho en Harvard revela los tres puntos claves que SÍ predeterminan la felicidad

Consejos
Fuente: IG @justy_olive
Fuente: IG @justy_olive

-¿El secreto para la felicidad de verdad existe? 

-No lo sé Rick, parece falso. 

 

Pareciera hasta amarillista, pero las tres claves de la felicidad, reveladas en un estudio hecho por la Universidad de Harvard, son más profundas de lo que creemos y no están sujetas a la subjetividad, simplemente son reales.

 

El estudio comenzó en 1938 y estudió a dos grupos de hombres a lo largo de 75 años. El primer grupo eran los estudiantes de segundo grado de la universidad y el segundo eran chicos de entre 12 y 16 años que vivían en la Ciudad de Boston. Durante estos 75 años los investigadores les hacían cada cierto tiempo a los participantes algunas preguntas relacionadas a sus matrimonios y sus relaciones en general, su nivel de satisfacción laboral, actividades sociales, etc.; incluso, les practicaban exámenes médicos para evaluar su estado de salud en general. 

 

George Vaillant, psiquiatra de la Universidad de Harvard, quien lideró el estudio entre 1972 y 2004, escribió con una buena dosis de humor: “The 75 years and 20 million dollars expended on the Grant Study points to a straightforward five-word conclusion: ‘Happiness is love. Full stop.’” o dicho de manera corta “La felicidad es el amor”.

 

Pero son tres puntos importantes, o claves, en las que concluye este colosal estudio:


 

  1. Relaciones cercanas. Los hombres, de ambos grupos, que reportaron tener una relación más cercana con familiares, amigos y su comunidad, tendieron a sentirse más felices y gozar de un mejor estado de salud a comparación de quienes se sentían más solos. La sensación de soledad ha resultado ser un factor de riesgo que afecta al funcionamiento del cerebro y a los ciclos de sueño, provocando un mal estado de salud y un mayor riesgo a enfermarse.

 

  1. No cantidad, sino calidad de las relaciones. Los participantes que se casaron y reportaban peleas constantes y poco afecto en sus matrimonios, resultaron ser más infelices que quienes ni siquiera estaban casados o tenían una pareja. O como dice el dicho “Más vale estar solo que mal acompañado”.

 

Otro estudio, publicado en 2015 por el diario Pshycology and Aging, que siguió la vida de algunas personas durante 30 años, halló que entre los 20 y los 30, a las personas les importaba más la cantidad de amigos o relaciones que tuvieran, mientras que entre los 30 y 40, le daban más peso a la calidad de sus relaciones, aunque fueran menos.

 

  1. Matrimonios estables y solidarios. El estudio encontró que estar socialmente interconectado no sólo es bueno para la salud física, también retrasa o previene el deterioro mental. Los participantes que mantuvieron un feliz matrimonio, sin peleas mayores y sintiéndose apoyados y queridos pasados los 50 años, dieron mejores resultados en las pruebas cognitivas y de memoria. 

 

Otro estudio publicado en 2013 en el diario PLOS ONE, reafirma estos resultados y menciona que el matrimonio, entre otros factores, estaba relacionado con un menor riesgo de deterioro cognitivo leve y demencia.

 

El psiquiatra Robert Waldinger, director del Harvard Study of Adult Development, uno de los más grandes estudios realizados acerca de la vida adulta, en una TED talk que dio acerca de este estudio, habla de que en nuestra sociedad valoramos mucho la riqueza y el apoyarnos en nuestro trabajo, pero “(...) Una y otra vez, a lo largo de estos 75 años, nuestro estudio ha demostrado que las personas a las que les fue mejor fueron las personas que se inclinaron a las relaciones con la familia, con los amigos, con la comunidad".

 

Por eso, la próxima vez que te preguntes si realmente existe una fórmula para ser feliz, no te quiebres la cabeza ni te agobies, recuerda que somos seres sociales y necesitamos contacto humano y mucho amor. Crea puentes con quienes amas, conoce gente nueva, atesora los momentos que puedas pasar con tu familia y amigos.

 

Por Ximena Méndez
Vie, 02/21/2020 - 10:46