Tus hijos SÍ pueden aprender de la televisión. Te decimos aquí cómo.

Consejos
Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

¿Sabías que la experiencia de que tus hijos vean la televisión no es del todo negativa? También puede ser una herramienta de aprendizaje para los niños si la utilizas a tu favor.

 

¿Cómo es eso posible? Sólo tienes que asegurarte de que tus hijos tengan una experiencia positiva, por ejemplo, siéntate con ellos para a verla. Escoge programas con valor; te sorprenderá que actualmente existen contenidos que transmiten valores y aprendizajes. 

 

También pon límites en el tiempo que pasan frente a la televisión. Incluso, puedes ayudarles al darles propuestas que sean apropiadas para su desarrollo. Por ejemplo:

 

Para niños de entre 2 y 4 años escoge programas de calidad realizados especialmente para niños. Hazle preguntas mientras los están viendo, es decir, aprovecha las imágenes o palabras o ideas para mostrarles cosas nuevas: “mira la vaca; la vaca hace muuu”.

 

Algunos documentales les encantan a los niños, como los de animales, de transportes También puedes hacer énfasis en las expresiones de los personajes para mostrarles las emociones desde pequeños, empezar a darles un nombre y una referencia a lo que sienten.

 

En el caso de los niños mayores de 4 años, exponlos a programas que manejen un vocabulario amplio, es decir, que aprendan nuevas palabras e ideas propios para su edad.

 

Enséñales a cuestionar los mensajes, por ejemplo si ven videos de niños abriendo juguetes, pregúntales: ¿De dónde crees que el niño obtuvo dinero para comprar el juguete?, ¿quién se lo dio?, ¿qué hará después con el juguete?, ¿estará contaminando?, ¿por qué te gusta ver esto a ti?

 

Cuestionen los roles de género: ¿por qué los niños pueden hacer esto?, ¿por qué las niñas prefieren eso? ¿qué quieres ser tú de grande?

 

La idea es que lo expongas a situaciones distintas y que las relacionen con sus propias experiencias, así mejorarán su resolución de problemas y aprenderán a elegir realmente programas de calidad. 

 

Puedes preguntarles: ¿Cómo crees que resolverán la situación?, ¿por qué hicieron tal cosa?, ¿qué aprendieron los personajes?, ¿cómo se sentían los personajes cuando pasaba algo repentino?

 

A cualquier edad, puedes aprovechar los programas para destacar algunos valores que le estén enseñando como el de la amistad, el respeto, la tolerancia y el compromiso.

 

Ten en cuenta que todo este tiempo que pasas con ellos viendo los programas, es una oportunidad para estrechar lazos emocionales con tus hijos, tener conversaciones y mostrar emociones que los hagan sentir cercanos. 

 

Finalmente, para que realmente la experiencia sea positiva, debes poner límites para verla, por ejemplo, sólo la verán una hora diaria o dos veces a la semana, etcétera. Incluso, puedes decirles que se encenderá después de que hayan realizado alguna actividad física, la tarea, de jugar  o después de comer.

 

Fuente: American Academy of Child & Adolescent Psychiatric y Common Sense Media

Revisada por Karen Zaltzman, coach en crianza

Consuelo Hernandez
Última actualización: Mié, 11/06/2019 - 17:00
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz