Sabes por qué tu bebé se mete tanto la mano a la boca 

Consejos
Foto IG: dearestchildren
Foto IG: dearestchildren

Seguramente has notado que para tu bebé meterse su manita a la boca y chuparla es reconfortante y muy placentero. 

 

Cuántas veces hemos escuchado que cuando un bebé comienza a llevarse la mano a la boca es porque se trata de la salida de los dientes, no es precisamente por eso. Esto puede significar muchas otras cosas más allá de la dentición, pues la mayoría de los bebés comienzan a hacerlo casi desde recién nacidos mientras que los primeros dientitos llegan a aparecer hasta los 9 meses. 

 

La manita en la boca puede tener varios significados, puede ser desde una forma de fortalecer su succión para la alimentación instintivamente hasta una manera de estimular su cerebro a través de los receptores que hay en su boquita. De ahí la importancia de permitirles que lo hagan, tantas veces lo necesiten. 

 

Esta parte instintiva es muy importante pues los bebés vienen programados para hacer varias cosas que aseguren su supervivencia, como alimentarse mejor o preparar los músculos de su boca para comenzar a comer sólidos, esta etapa es cuando quieren morder todo lo que se encuentran a su paso, desde las manos de mamá hasta los juguetes que encuentran y peluches, o se meten la mano tanto que pareceriera que van a vomitar. 

 

Muchos papás caen en el error de meter un chupón cuando lo que el bebé necesita es desarrollar esta parte naturalmente con su manita, está entrenando para no ahogarse y tener la fuerza de comer alimentos diferentes a la leche. 

 

Así que dejemos que los bebés jueguen con sus manitas, que exploren su cuerpo, no importa que se vomiten, esto le puede salvar la vida cuando aprenda a comer pues si el alimento se va por otro lado lo expulsará de esta forma. 

 

Los bebés comienzan a prepararse durante meses para los nuevos retos a los que se enfrentarán, como la alimentación con sólidos, sentarse, gatear, hablar y la manera más efectiva de lograr que su desarrollo sea óptimo es que lo hagan de forma natural y a su propio ritmo. 

 

Y dejemos de creer que llevarse su manita a la boca no es algo bueno, al contrario, es una forma de conocer su entorno, de sentirse seguros y menos solos en este nuevo mundo. De avisar que tiene hambre o simplemente para su propio placer. 


 

Fuente: Mayo Clinic, Pediatra Jesús Garrido García.

Silvia Ruiz
Última actualización: Mié, 07/03/2019 - 23:06
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz