Que tus hijos sean buenas personas es el verdadero éxito en la vida

Consejos
Foto: IG @lauries_little_ones
Foto: IG @lauries_little_ones

Cuando pienso en cómo será mi hijo cuando sea adolescente o adulto sólo se me viene una idea a la mente: que sea una buena persona. Y esto hace que me pregunte a mi misma todos los días si la forma en que lo estoy guiando es la correcta.

 

Tal vez no sea la mamá “perfecta”, pero de lo que sí estoy segura es que me esfuerzo cada día porque mi hijo aprenda valores y habilidades que le permitan ser un mejor ser humano. Incluso, sigo algunas pautas como las que han publicado investigadores de Harvard para hacerlo cada día mejor.

 

1. Tener una relación afectuosa y amorosa con los niños

Esto hará que ellos también traten de la misma manera a los demás, así como a cuidarlos y respetarlos. 

 

2. Ser un buen ejemplo

Jamás hay que olvidar que los niños aprenden de nuestras actitudes y acciones, por lo que si ven que somos amables y nos preocupamos por los demás, ellos lo adoptarán de forma automática.

 

3. Enseñar empatía

Es una de las claves para que entiendan a los demás; es enseñar a que los otros sean visibles. Busca mostrarle a tu hijo cuando alguien la esté pasando mal y preguntar que tendrá y cómo lo podrían ayudar.  

 

4. Aprender a reconocer sus errores

Cuando los enseñamos a hacerse responsables de sus acciones y aprender de sus errores, será más fácil que lo tomen como un aprendizaje para ser mejor cada día. El primer paso es mostrar, reconocer y perdonar también los nuestros. 

 

5. Evitar premiarlos por hacer cosas buenas

Es bueno alentar a hacer algo para mejorar las cosas, pero no se debe compensar esa acción, porque de lo contrario esperarán todo el tiempo ser recompensado en vez de que cuidar a los otros los motive. .

 

6. Delegar responsabilidades

Se puede empezar con pequeñas actividades como tender su cama, limpiar alguna parte de la casa o poner la mesa, la idea es que se haga responsable de que esas cosas pasen partiendo de la idea de la familia como equipo.

 

Lo que me he dado cuenta es que desde casa nosotros inculcamos los valores y ejemplos, así que si fortalecemos esas bases, seguramente nuestros hijos podrán crecer como buenas personas.

 

Fuente: Harvard

Revisado por Karen Zaltzman, pedagoga especializada en crianza.

 

Por Naran Xadul
Vie, 06/12/2020 - 09:06