Por favor, no fumes cerca de los niños

Consejos
Foto: IG @annatamez
Foto: IG @annatamez

No importa si son sólo unos segundos los que pasas fumando al lado de un niño, o si estás en un lugar abierto o cerrado, o si tienes o no el derecho de fumar, lo que realmente importa es que pienses en cómo tus hábitos pueden dañar a terceros, en especial a los pequeños, ya sean tus hijos o no.

 

¿Cómo es que puedes dañar a un niño si fumas en un lugar abierto por unos segundos? La verdad es que el impacto negativo se presenta de muchas formas. Uno es el ejemplo que das a los niños.

 

Recuerda que desde que nacen, los niños aprenden observando, no sólo las cosas, sino las manías, los valores y acciones. Si tu fumas delante de ellos, seguramente lo verán como algo normal que pueden imitar cuando sean más grandes.

 

Además, cuando exhalas el humo cerca de los menores (así levantes la cara y soples hacia el cielo), estás ocasionando daños a la salud de los pequeños, ¿sabes por qué?

 

En los niños que son menores de dos años sigue el proceso de maduración de su aparato respiratorio y sistema inmunológico, por lo que su organismo es incapaz de responder a los daños de los químicos que contiene el humo del tabaco (más de cuatro mil, aproximadamente).

 

Incluso, otro punto en contra es el número de respiraciones que los niños realizan por minuto, ya que es superior a las de los adultos. Por ende, inhalan con más frecuencia el humo del cigarro y sus químicos, de acuerdo con la Asociación Española contra el Cáncer.

 

¿Quieres conocer más razones para no fumar ni a milímetros de un niño?

 

1. Si eres mamá y fumaste o estuviste expuesta al humo del cigarro durante el embarazo, tu hijo tiene un mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.

 

2. La exposición al humo del tabaco aumenta hasta en un 50% el riesgo de que los niños padezcan otitis, que una infección del oído.

 

3. Incrementa hasta en un 20% la aparición o frecuencia de crisis asmáticas.

 

4. Es 30% mayor el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias como neumonía, bronquitis y bronquiolitis.

 

5. Es mayor la probabilidad de presentar irritaciones de mucosas (garganta, ojos y nariz)

 

¿Qué hacer si no puedes dejar el cigarro?

 

Por respeto a los demás, sobre todo a los niños, no fumes enfrente o cerca de ellos. Evita fumar dentro de tu casa o coche si tienes hijos (estar ocho horas en un lugar cerrado con una concentración elevada de humo de tabaco equivale a fumar hasta 16 cigarros).

 

Ojo, fumar asomado por la ventana de tu casa no es de gran ayuda, ya que el humo entra por la ventana hacia la casa.

 

Piensa que todo el esfuerzo que haces para evitar la práctica de este hábito frente a los niños es necesario, ya que reducirás el riesgo de que tus hijos tosan, sufran sibilancias o respiren con dificultad

 

Fuente: aecc, Healthy Children e IMSS

Consuelo Hernandez
Última actualización: Dom, 11/10/2019 - 06:08