Es bueno que los niños convivan con sus primos de su misma edad.

Consejos
Foto IG: justy_olive
Foto IG: justy_olive

 

Los primos son parte importante en la vida de tus hijos, con ellos comparten lazos especiales y son sus primeros mejores amigos de la infancia. 

 

Tener una buena relación con ellos tiene muchísimos beneficios, sus recuerdos juntos siempre serán divertidos, pero tener un primo de la misma edad, es todavía más divertido y especial. 

 

En primera por la confianza que generarán al ir creciendo juntos y pasar por las mismas etapas, serán cómplices, mejores amigos y familia. 

 

Si tienes un hijo único la relación con su primo será mucho más especial. 

 

Serán los hermanos que no tiene, con quien puede hacer travesuras, jugar y expresarse. Y aunque muchas veces la relación puede tener sus altas y bajas, al ser familia siempre estarán juntos. 

 

Estos son algunos de los beneficios de tener un primo de la misma edad: 

  • Las reuniones familiares son más divertidas cuando tienes primos de la misma edad. 
  • Eligen cuando quieren pasar tiempo juntos sin que sea una obligación, como pasa con los hermanos. 
  • Pueden jugar juntos por horas cuando está la familia reunida. 
  • Se pueden ir a dormir a la casa del otro, pues existe la confianza de que estará bien cuidado. 
  • Forman un compañerismo especial. 
  • Al crecer juntos van desarrollando habilidades para socializar, se impulsan el uno al otro para lograr retos al jugar. 
  • Se identifican, pues al ser familia reconocen el lazo que tienen. 
  • Aprenden a ceder, a compartir, a pedir perdón y a hacer las paces. 
  • Tendrán un amigo para toda la vida. 

 

Deja que tus hijos crezcan con sus primos, pero si son de la misma edad, hazlo con mayor razón. 

Silvia Ruiz
Última actualización: Mié, 09/12/2018 - 09:02