Comida por colores, una forma de jugar y aprender

Consejos
Foto: IG @native_mamma
Foto: IG @native_mamma

Hay muchas razones por las que amamos ofrecer la comida dividida por colores.

 

Además de ser divertido para los niños, les estamos quitando la presión por probar cosas nuevas con las que no están tan familiarizados, al promover la interacción con la comida de una forma novedosa. 

 

Los niños aman los colores, cuando les ofrecemos platos divididos con alimentos amarillos, rojos, morados y verdes, les estamos mostrando mucho más que un brócoli, sino toda una gama de alimentos que pueden probar, tocar y agregar a sus favoritos. 

 

Recuerda que la exposición a la comida es muy importante para que finalmente la coman, especialmente con los niños que son picky eaters. Los niños muchas veces necesitan ver un alimento 10, 20 o 50 veces antes de aceptarlo y comerlo con regularidad. 

 

Los platos de colores, o la rueda de colores, les permite a los niños conocer más grupos de comida, explorar texturas, formas y nuevos olores, además de aprender los colores. 

 

Si ven más opciones, que además son coloridas y están acomodadas como un arcoíris, será más fácil que coman, aunque sea poquito, de otros grupos, que terminarse solo una comida.


 

Blanco

Este color se encuentra en cebollas, ajo, coliflor, y muchos cereales infantiles fortificados como Cereales Gerber ® , contienen potasio y alicina, que ayudan al funcionamiento del corazón, refuerzan el sistema inmune y ayudan al sistema digestivo.

 

Foto: Nestlé

 

Verde 
Los alimentos verdes, como el brócoli, calabazas, lechuga, acelgas, espinacas y aguacate, son ricos en vitamina K, mejoran la memoria, son fuentes de proteína vegetal, magnesio, ácido fólico y antioxidantes. 
 

Foto: Nestlé

 

Amarillo y naranja 
Alimentos como la piña, el mango y las naranjas, son ricas en betacaroteno que se convierte en vitamina A al entrar al cuerpo, la cual es importante para la salud de los ojos, a reforzar el sistema inmune y para la piel. 

Foto: Nestlé

Foto: Nestlé

 

Rojo
Los alimentos rojos ayudan a la salud del corazón, son antioxidantes, mejoran la circulación de la sangre, todo gracias a los licopenos, que se encuentran en todas las frutas y verduras de esta tonalidad. 
 

Foto: Nestlé

Morado
Las uvas, ciruelas, arándanos y moras, así como la berenjena, son alimentos ricos en antioxidantes y ayudan al sistema cardiovascular, fortalece el corazón y disminuye los niveles de colesterol. 
 

Foto: Nestlé

Café
Los alimentos de color café mejoran la digestión y son ricos en lignano, un fitoquímico que imita la función de algunas células en el cuerpo. Disminuyen los niveles de azúcar y ayudan en los procesos de crecimiento del cabello, uñas y regeneración de la piel. 
 

Foto: Nestlé

 

¿Quieres conocer más? Entra a Nestlé Baby & Me

 

Te recomendamos estos artículos que te pueden interesar:

Cómo debes hablarle a tu hijo sobre la comida

Cómo hacer que tu hijo coma verduras

Por Nestlé Baby and Me
Lun, 03/30/2020 - 13:28