Cena de Navidad con nuevo integrante. Te decimos cómo sobrevivir

Consejos
Foto: IG @saracelinaa
Foto: IG @saracelinaa

¿Este año la cena de navidad tendrá a un nuevo integrante? Tranquila, aquí te damos algunos tips que te ayudarán a que no se "descomponga" TANTO el sueño, si planeas llevar a tu bebé:

 

1. Intenta que haga buenas siestas durante el día en los horarios correctos según su edad.

 

2. Ofrécele una pequeña siesta extra por la tarde para recorrer un poco (UN POCO es la clave) su hora de dormir por la noche, y así los abuelos, tíos, primos y amigos puedan ver al bebé despierto un ratito.

 

3. Ofrécele de cenar ANTES de ir a la cena.

 

4. Llévalo en pijama (yo sé que lo quieres presumir en sus mejores galas) pero él/ella estará más cómodo de esta manera; además, esto le permitirá quedarse dormido sin que lo tengas que cambiar después.

 

5. Prevé con el anfitrión de la cena un espacio en donde lo puedas dormir cuando lo notes cansado (ya sea en tu carriola en un cuarto aparte o en algún espacio seguro) no olvides su objeto de seguridad, chupón (si es que lo usa) y ruido blanco para aislar el murmullo de la gente platicando y riendo, así como un monitor para verlo/oírlo.

 

 6. Si no se duerme durante la cena (no es momento de ser el “alma de la fiesta”), despídete a una hora razonable para ir a acostar a tu bebé.

 

 7. Si tu bebé se queda dormido durante el camino a casa, será más fácil pasarlo a su cuna, pues ya tiene la pijama puesta. OJO (nunca lo dejes en la sillita de carro para dormir por la noche, no es seguro).

 

 8. Disfruta a tus seres queridos y la magia de la Navidad.

 

A la mañana siguiente comienza con tu rutina acostumbrada y se consistente. ¡Recuerda que mientras el 80% del tiempo te apegues a ella, un 20% podrás improvisar!

Si quieres obtener más tips sobre sueño infantil o necesitas una asesoría particular, visita la cuenta en Instagram @durmiendoconamor

Por: Dalia Braverman, consultora de sueño infantil.

Naran Xadul
Última actualización: Dom, 12/23/2018 - 18:34
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz