10 consejos para que cuando dejes a tu bebé en la guardería no sea una experiencia traumática

10 consejos para que cuando dejes a tu bebé en la guardería no sea una experiencia traumática

Consejos
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

El 99% de las mamás lloramos cuando dejamos por primera vez a nuestro bebé en la guardería.

 

Nadie te prepara para eso, ni para los sentimientos que vienen después, de culpa, remordimiento, miedo y desolación, especialmente cuando tu bebé es muy pequeño todavía.

 

Es una experiencia difícil, pero no mala. Siéntete segura de que elegiste bien la guardería y piensa que regresar a trabajar también será bueno para ti.

 

Aquí te dejo 10 consejos de expertos, para que puedas vivir este proceso de forma positiva.

 

  1. Métete hasta la cocina de la guardería. Conocer al detalle el lugar donde estará tu bebé te dará más confianza. Pide que te den un tour y que te expliquen cuales son sus procesos de seguridad, si hay protocolos, dónde estará tu bebé la mayor parte del tiempo, quiénes serán las cuidadoras, si hay enfermeras, etc. Todo lo que te preocupe, por más sencillo que parezca, pregúntalo y acláralo. Las guarderías por lo general tienen la política de ser muy transparentes con los papás, y usan cámaras que puedes pedir checar todas las veces que desees.

 

  1. Ubicación. Es muy importante que quede cerca de tu trabajo o en un lugar intermedio, al que puedas llegar en el menor tiempo posible. Siempre puede suceder que te llamen de la guardería porque tu bebé tiene fiebre y tengas que llegar rápido. Esto te dará la confianza de saber que en cualquier caso tú estás muy cerca de él.  Haz tu búsqueda de guarderías con anticipación para que puedas medir tiempos, comparar y elegir la mejor.

 

  1. Continúa con la lactancia. No hay nada mejor que saber que aunque no estés con tu bebé por unas horas, seguirá alimentándose con tu leche.  Esto te quitará mucha culpa de encima. Recuerda que tienes derecho a sacarte la leche en tu trabajo, e incluso, si tu bebé está cerca, puedes ir en tu hora de comida a amamantarlo.

 

  1. Los biberones: La alimentación es muy importante para tu bebé, por lo cual debes contar con productos especializados que te ayuden en el proceso; elige un biberón que te ayude a reducir cólicos y gases, como los biberones Vent Aire de Playtex, que gracias a su válvula inferior el aire no se mezcla con la leche.

Playtex

Foto: Playtex Vantaire

 

  1. Personas autorizadas. En la mayoría de las guarderías te piden registrar a dos personas extra para recoger a tu bebé en caso de que tú no pudieras llegar, como tu esposo o los abuelitos. Si eliges amigos, es muy importante que sean personas de tu entera confianza y que tú bebé conozca, pues en caso de que las llegaras a necesitar tiene que quedarse tranquilo con ellos.

 

  1. Déjalo muy tranquila y no llores con él. Debes tener bien claro y siempre en tu mente que dejas a tu bebé en el lugar más seguro, después de ti, para poder transmitirle eso.  Si lloras con él al dejarlo, tu bebé percibirá lo contrario y puedes generarle ansiedad por separación. Es normal querer llorar, pero puedes hacerlo saliendo cuando él ya no te vea. Todas lloramos y es bueno desahogarse para continuar, pero no con tu bebé en brazos.

 

  1. No te saltes los días de adaptación. A veces creo que son días de adaptación para las mamás y no para los bebés, porque al estar ahí viendo cómo los tratan las maestras, cuál será su rutina y cómo son las instalaciones, te quedas más tranquila. Al tenerte cerca en ese nuevo lugar tu bebé se sentirá seguro; así que no los dejes pasar por ningún motivo.

 

  1. Siempre despídete de él. Es normal querer escabullirte cuando tu bebé llora en la puerta y ni adiós decir. Pero esto le genera más estrés a tu bebé, pues no sabe qué está pasando y puede sentir abandono o angustia. Pero cuando te despides y le explicas que estará ahí unas horas, que tú irás a trabajar y que volverás por él, aunque esté llorando, sentirá tristeza pero pasará. Esto también es un proceso para ti, así que es mejor para los dos siempre despedirse.

  2. Abrázalo, bésalo y apapáchalo mucho al recogerlo. Cuando vayas por él dile lo feliz que estás de verlo de nuevo, cuéntale de tu día y no dejes de darle todo tu amor esas horas que estarán juntos de nuevo. Así tu bebé sabrá que aunque está lejos de ti una parte del día, tú sigues siendo su lugar más feliz y seguro de este mundo.

Naran Xadul
Última actualización: Jue, 09/27/2018 - 10:09
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz