Decir groserías, dormirse tarde y ser desordenada, señales de inteligencia superior. Estudio

Decir groserías, dormirse tarde y ser desordenada, señales de inteligencia superior. Estudio

Vida de mamá
Decir groserías, dormirse tarde y ser desordenada
Decir groserías, dormirse tarde y ser desordenada

Jamás imaginé que lo que tanto me criticaban mis papás, sería algo positivo en mi vida; de acuerdo con un estudio estadounidense, maldecir, dormirme tarde y dejar tiradas las cosas por todos lados es señal de que soy muy inteligente.

 

Para quienes somos mamás debes entender que con niños en casa es muy complicado tener que aguantarte para decir groserías delante de ellos; pero, este hábito que “restringimos” es señal de que tenemos un amplio vocabulario, lo que nos ayuda a tener un Coeficiente Intelectual más alto que aquellas que no las dicen.

 

Además, el estudio elaborado por el Marist Collegue y el Massachusetts College of Liberal Arts revela que otra razón de que somos inteligentes al usar “palabrotas” es porque sabemos cómo elegir los contextos y los propósitos para decirlas.

 

Pero, ¿qué pasa con lo de dormirse tarde? Un estudio publicado en Psychology Today revela que quienes nos dormimos hasta tarde (porque funcionamos mejor o tenemos mejores ideas a esa hora) tenemos el Coeficiente Intelectual alto.

 

En cuanto a lo desordenada (aunque ya lo era y aumentó después de ser mamá), la Universidad de Minessota señala que s trabajamos en un escritorio o lugar desordenado favorece el desarrollo del pensamiento creativo al estimular nuevas ideas. “Quienes son desordenados se enfocan en lo verdaderamente importante”.

 

Así que trataré de no criticar a mis hijos, en primera porque yo soy así, y en segunda, porque simplemente dejaré que muestren su inteligencia al mundo (jejeje).

Consuelo Hernandez
Última actualización: Lun, 04/02/2018 - 15:11