Yo tuve Depresión posparto: mis 4 consejos de cómo evitarla

Yo tuve Depresión posparto: mis 4 consejos de cómo evitarla

Vida de mamá
Depresion posparto
Depresion posparto

Entre el 40 a 80% de las nuevas mamás experimentan una tristeza post parto (baby blues en inglés), ocasionado por el desbalance hormonal que pasa nuestro cuerpo una vez que has tenido al bebé y lo normal es que estos sentimientos de tristeza profunda, preocupación, estrés o inseguridad, se vayan solos o mejoren al paso de los días. Pero en algunos casos, estos sentimientos negativos no se van y es ahí cuando pueden ser o convertirse en algo más grave como una depresión post-parto clínica. 

Les cuento mi caso:

Recuerdo que justo dos días después de que nació mi bebé, sentí una tristeza profunda, casi la misma que sentí cuando falleció mi abuelo; no podía dejar de llorar y me invadió un sentimiento de angustia al pensar que ahora era responsable de la vida de un humanito, es una GRAN responsabilidad que no me la podía tomar a la ligera... ¡ay! ¿y qué tal si falló? ¿qué debo de hacer ahora? ¡uff! Muchas interrogantes pasaban por mi cabeza.
Recuerdo que mi mamá y mi esposo se preocuparon mucho ese día, al grado de llamar a mi doctora y solicitarle una cita al día siguiente a primera hora. Afortunadamente para todos, esos sentimientos se habían ido a la mañana siguiente después de una buena noche de dormir.
 
Aún después de esta breve experiencia, todavía había días difíciles, sobre todo después de que mi madre tuvo que regresar a su casa y mi esposo a trabajar. La falta de sueño era lo peeeeooooor y como si todo esto fuera poco, el hecho de haber emigrado a mi nuevo hogar menos de 6 meses atrás, hacían todo más complicado: el clima de plano no ayudaba y el no conocer a nadie, ni una sola mamá que estuviera en la misma situación que yo, era muy deprimente. Sin embargo, conforme llegó la primavera, empezó a salir el sol - literalmente- y poco a poco fui pensando en estrategias que me ayudaron definitivamente ha darle la vuelta a esta etapa. Aquí algunas recomendaciones que te pueden ayudar en tu proceso:

  • Haz Ejercicio: Es bien sabido que cuando haces ejercicio, tu cuerpo libera algunas 'hormonas de la felicidad' como las endorfinas; éstas, te ayudan a regular de manera natural ese desbalance hormonal del que hablábamos, tan común después del parto. Inicié tan pronto pasó mi cuarentena y en cuanto llegaba mi esposo de trabajar, hacíamos relevos y yo me iba al gym unos 45 minutos por lo menos. Sé que es difícil, sobre todo cuando se está tan cansada, pero ¡no es imposible!. Otra opción es hacer ejercicio en casa, pero eso la verdad es que nunca me ha salido bien... ¡ups! 
     
  • Retoma una actividad intelectual: Ya sea que regreses a trabajar, leer 15 minutos al día un libro favorito o inicies un proyecto por tu cuenta, es importante no perder la parte intelectual o profesional de lo que hacías previa al bebé. Creo que esto es fun-da-men-tal, para evitar sentir que parte de tu personalidad se está perdiendo. En mi caso, esa fue mi fuente de inspiración para iniciar este blog y el grupo de apoyo en Facebook para padres latinos 'Circulo de Mamás Latinas en BC'
     
  • ¡No te aisles!: El aislamiento es algo de lo más común en las nuevas mamás y ¿cómo no? si lo único que quieres hacer en esos primeros meses es dormir... o bueno, al menos en mi caso (ja!). Pero es muy importante que busquemos a otras mamás que estén pasando justo por el mismo proceso que tú: la maternidad y/o la migración. Compartir y salir en conjunto, es una excelente forma de darle una estructura a tu día y de no dejar que la soledad nos invada, sobre todo en esta ciudad que hay poca cohesión social (cada quien anda en lo suyo). Busca grupos de apoyo en Facebook de mamás latinas para conocer a nuevas mamis, intenta voluntarear o participar en los programas gratuitos que se ofrecen en los Centros Comunitarios cercanos a tu hogar, etc. pero por muy cansada que te sientas ¡sal de casa aunque sea unas horas por día!
     
  • Busca Ayuda Profesional: si crees que tu situación va más allá de un simple tristeza post parto o 'baby blues', busca ayuda. Es el primer paso para mejorar. Habla con tu familia o amigos y expresa cómo te siente ¡nadie te va a juzgar!; recuerda que para que tu bebé esté bien, primero tú necesitas estarlo. Crear estrategias que te ayuden a retomar tu balance y tus sentimientos positivos, y que sea cual sea tu situación,  recuerda que no estás sola y somos muchas que hemos pasado por una situación similar.

 
Espero que estos consejos te sirvan tanto como me sirvieron a mí.
Recuerda compartirla con alguien le pueda ayudar.
 
Por Xanat Guiot para Naran Xadul

Xanat es Publirrelacionista, bloguera y mamá de tiempo completo, compartiendo en sus blog sus experiencias como nueva mamá latina viviendo en Canadá. 

webmaster
Última actualización: Lun, 02/12/2018 - 16:29