Y tú, ¿Qué tipo de mamá eres?

Y tú, ¿Qué tipo de mamá eres?

Vida de mamá

¡Ya sé! Seguro ya pensaste ¿existen tipos de mamás? Sí, pero ninguno es mejor que el otro. Tal vez en alguna ocasión hayas pensado ¿Será que soy muy exigente? o ¿Será que soy muy consentidora? Pues es normal, y aquí podrás sentirte indentificada con algún tipo de mamá.

Stephen Poulter, experto en relaciones familiares, plantea en su libro The Mother Factor: How Your Mother’s Emocional Legacy Impacts Your Life, que, debido a que la madre es la primera persona con la que estamos en contacto en este mundo y la primera a la que amamos, es también el principal factor en nuestro desarrollo emocional.

Él dice que “Nuestras madres pueden ser nuestra primera experiencia de amor, pero dependiendo de su conducta, puede hacernos más necesitados, ansiosos, irascibles o depresivos, cualidades que impactan en nuestro éxito laboral y en las relaciones sociales”, 

 

Si bien la mayoría de las madres son una combinación de las categorías descritas por Poulter, lo común es que predomine una sobre las demás. Reconocernos entre ellas puede ser muy útil para mejorar nuestra forma de relacionarnos con nuestros hijos.  

1- Mamá perfeccionista


Es controladora y vive en un permanente estado de ansiedad, esperando que sus hijos sean exitosos, le preocupa mantener las apariencias. Entre las consecuencias negativas está el hecho de que los hijos pueden crecer temerosos de fallar y con poca tolerancia a la frustración. 


2- Madre amiga


Según Poulter, éste podría ser el estilo de maternidad que más predomina actualmente. Este tipo de mamás no establecen límites ni liderazgo. Los hijos necesitan una madre, no otra amiga”, dice Poulter. El problema es que el niño se puede sentir abandonado, rechazado y hasta “sin madre”. Poulter dice que estos niños tienden a buscar grandes figuras femeninas autoritarias o suelen convertirse en “cuidadores” de otros.


3- Mamá “yo primero”


Son las mujeres para quienes sus hijos están en segundo lugar. “Ella quiere ser el centro de atención, incluso a expensas del bienestar de sus hijos”, dice el psicólogo. Como no dan apoyo emocional suficiente, los niños no desarrollan empatía ni compasión. Frecuentemente sienten cierta superioridad sobre otros niños y son incapaces de aceptar críticas, además de tener dificultades para resolver problemas o asumir compromisos.


4- Mamá impredecible


Es controladora, temerosa y ansiosa. Sus altibajos emocionales pueden generar estados de ansiedad y depresión en sus hijos. Por momentos pueden llegar a ser muy exigentes y críticas con sus niños, con riesgo de fomentarles una baja autoestima. Los hijos de este tipo de mamás suele enfrentar dificultades para confiar en otros, temen a la intimidad en las relaciones y tienden a sobrereaccionar emocionalmente ante pequeñas situaciones.  

 
5- Mamá completa


Este es el tipo de mamás que logran el equilibrio entre la atención y la sobreprotección, el apoyo y las críticas a sus hijos. Es el ideal de madre. Poulter estima que solo el 10% de los niños tienen una madre de este tipo. “Es la más comprensiva; sabe guiar a sus hijos a hacer lo que deben hacer y ser como deben ser”, concluye el psicólogo.


¿Con cuál te identificaste?

Fuente: actualidad360.com

Por Psicología Para Niños para Naran Xadul

webmaster
Última actualización: Lun, 02/12/2018 - 18:56