Tiempo boca abajo desde los primeros días

Tiempo boca abajo desde los primeros días

Recién nacido

Poner a tu bebé en tiempo boca abajo desde su nacimiento, es muy importante para su desarrollo.
Muchas veces cuando nuestro bebé se encuentra ya en la etapa de gatear es cuando apenas nos damos cuenta que esta lejos de hacerlo. Y es que hay habilidades que sientan las bases para que el cuerpo se prepare para este importante logro y que sin las mismas el gateo puede convertirse en un reto difícil de alcanzar. 


¿Cómo ayudarle a tu bebé a preparar su cuerpo para que logre estas destrezas motoras tan importantes? la clave se llama tiempo boca abajo.

 bebe

Tiempo boca abajo, su importancia y cómo hacerlo más tolerable

Es muy importante darle a tu bebé la oportunidad de estar y jugar en el piso boca abajo desde las primeras semanas de vida.Pero a la mayaria de los bebés esta posición les incomoda.
No se trata de hacerlo llorar, al contrario, la idea es hacerlo de manera paulatina para que lo vaya tolerando poco a poco y no le agarre enojo a la postura. 
Aquí te van unos tips para hacer el tiempo boca abajo más tolerable:
 

1. Empieza piel con piel
No hay nada mas delicioso que colocarte a tu recién nacido sobre tu pecho (de papá o mamá) y si el contacto es de piel con piel sin ropa de intermedio aún mejor. Al estimular la piel mandamos millones de señales al cerebro. Además cuando colocas al bebé boca abajo sobre ti, aparte de brindarle calor y seguridad a tu criatura, puedes variar el nivel de inclinación con el que te recuestas según tu bebé lo tolere. Entre más acostado estés tú, mayor esfuerzo será para tu recién nacido. 

2. Sobre una pelota grande
Al colocar a tu bebé boca abajo sobre una pelota primero asegúrate que lo tengas bien agarrado. Ahora diviértete poniendo música y meciéndolo ligeramente hacia adelante, hacia atrás, a un lado o al otro. Ademas de brindarle una buena estimularon vestibular,  le ayudarás a tolerar mas esta posición.  
3. Sobre una toalla en forma de rollito bajo su pecho
Esta posición además de hacer el boca abajo más cómodo le ayuda a tu bebé a evitar que su cara caiga frente al piso y así logra tener un campo visual que le permita aprovechar este tiempo para conectar contigo, observar un cuento, un espejo o un juguete que le entretenga.

4. Boca abajo sobre tu pierna 
La misma idea que el rollito pero esta vez puedes usar tu pierna extendida bajo su pecho. Esta es una postura muy práctica principalmente porque tu pierna la llevas contigo siempre y la puedes aplicar en todos lados.

5. No le tengas miedo al piso
Cuando creas que ya este listo, no tengas miedo de intentar ponerlo en el piso directamente. Tu bebe se colocará con los brazos doblados apoyado sobre sus antebrazos, evita que abra los codos, es mejor que los mantenga pegados al cuerpo. Antes de que te enteres, estará empujándose y extendiendo sus codos para rodarse o alcanzar algún objeto. 

6. Distracción visual
En todas las posiciones mencionadas incluye un estímulo visual que lo mantenga entretenido. Incorpora la posición en tu rutina, por ejemplo, cada vez que lo cambias, después del baño, todas las mañanas, etc. Sólo de preferencia no inmediatamente después de comer

La práctica y la repetición son la base del éxito.
Pero recuerda, no lo forces, ayúdale a gozar de esta importante posición aumentando su tolerancia poco a poco y verás que esta postura lo guiará a sostener y girar su cabeza, rodarse, alcanzar, impulsarse y finalmente a desplazarse.
 
**Nunca dejes a tu bebé boca abajo dormido o sin supervisión. 

 
Mijal Weissberger para Naran Xadul
Mijal tiene maestría en aprendizaje y Control NeuroMotor, bailarina de danza contemporanea, mamá enamorada.
mijalweiss@gmail.com

webmaster
Última actualización: Mar, 02/13/2018 - 15:47