Ser mamá es estar ahí cuando es fácil estarlo y cuando NO lo es

Ser mamá es estar ahí cuando es fácil estarlo y cuando NO lo es

Vida de mamá

Alguien me había dicho que el ser mamá ya no se quita;
una vez que eres mamá ya no puedes dejar de serlo nunca. Lo entendí en relación a casos extremos, pero no lo había pensado en el día a día:


cuando tu bebé no puede dormir y tú estás más cansada que nunca,
cuando tu hijo grande no quiere bañarse después de hacer ejercicio todo el día,
​cuando quieres un abrazo de tu esposo y tus hijos no les permiten un espacio libre.

 m

foto:instagram/quinn.and.theo

Hay veces que no puedo más, pero no puedo tirar la toalla
No escribo esto para ser juzgada, cada quien es diferente como mamá,
lo escribo como desahogo, como una manera de compartir mi sentir y encontrar mujeres allá fuera que sienten lo mismo que yo.
Ser mamá es todo el tiempo, como nada más en el mundo, ser mamá es sostener todo el tiempo, y a veces eso es difícil,
pero eso es ser mamá y cuando uno es, no queda más que serlo.
Y esa también es su belleza: que pase lo que pase siempre serás su mamá.
Es un título  que le dará sentido a tu existir toda la vida.

Si sientes que ser mamá está siendo demasiado difícil para ti.
Busca ayuda.
No te sientas culpable pues no eres la única.
Muchas sentimos lo mismo.

Por Monica Bleiberg para Naran Xadul 

Mónica Bleiberg es psicóloga Infantil y mamá de 2 niños.
Cel. 0445523351177
Facebook: Nantli ​​ ​ 

webmaster
Última actualización: Mié, 02/07/2018 - 11:50