Responsabilizar al hermano mayor para que cuide del pequeño puede ser dañino.

Responsabilizar al hermano mayor para que cuide del pequeño puede ser dañino.

Crianza consciente

​¿Cuántas veces no hemos dejado “encargados” a nuestros hijos menores con los mayores? Cuídame a tu hermano tantito, dame chance ahorita vuelvo, no se vayan a portar mal cinco minutos…
 
Todas sabemos que en nuestra rutina diaria tenemos sin fin de cosas por hacer y esto a veces complica que podamos estar enfocadas en cuidar atentamente a nuestros hijos. Cuando tenemos más de un hijo aparece la ilusión de que “el grande cuida al pequeño”. Sin embargo, psicólogos han estudiado esta responsabilidad y han llegado a varias conclusiones, entre ellos la psicóloga rusa Katerina Dyomina.

 bebes

foto: Instagram/chasingthesummerfields

 
De acuerdo a la investigadora debemos tener mucho cuidado con este encargo de responsabilizar al mayor sobre el menor, ¿por qué? Muchas veces podemos buscar nada más unos minutos para poder bañarnos, cocinar, hacer un encargo, salir de la casa por algo… y en la mayoría de las ocasiones es muy probable que la situación se quede bajo control. Sin embargo, pueden ocurrir accidentes hasta en los espacios más controlados y el hermano mayor se sentirá muy culpable y angustiado por haber sido el “encargado” de su hermanito cuando hubo un accidente.
 
Pensemos en una escena que probablemente todas hemos vivido: se nos hace tardísimo porque hemos estado resolviendo pendientes todo el día y cuando nos damos cuenta ya tendríamos que estar en otro lugar. Tenemos que meternos a bañar y somos las únicas adultas en casa: “Me voy a bañar de volada, porfa nada más fíjate que tu hermanito esté bien, lo voy a dejar aquí en el sillón con la tele”. La mayoría de las ocasiones no pasa nada, salimos de bañarnos y todo sigue igual. Pero ¿qué sucede si mientras tanto se cae algún mueble? ¿si hay una pequeña pelea entre hermanos? ¿si el grande se distrae por hacer otra cosa? Son riesgos importantes que debemos evitar.
 
La psicóloga Dyomina concluye en lo siguiente: si el hermano grande tiene más de doce años existe mayor posibilidad de que pueda cuidar del otro; incluso se puede sentir contento con esta responsabilidad, porque se reafirma su lugar dentro de la estructura familiar. De todas maneras siempre será preferible contratar una niñera. Si es menor de doce años, no está en condiciones para poder cuidar de alguien más, muchas veces ni siquiera de sí mismo; este es el caso en el que debemos tener más cuidado.

webmaster
Última actualización: Vie, 02/02/2018 - 18:49