Por favor, dejemos de "entrenar" a nuestros hijos

Por favor, dejemos de "entrenar" a nuestros hijos

Consejos

Es cierto que nuestros hijos deben superar muchas etapas en su vida desde que nacen; sin embargo, muchas veces la forma en que los “guiamos” no es la correcta, porque lo único que hacemos es entrenarlos porque así debe ser.
 
Por ejemplo, empezamos a “entrenarlos” para que duerman solos, vayan al baño y dejen el pañal… Ufff, la lista es interminable. Incluso, nos desesperamos cuando el pequeño insiste en seguir durmiendo en nuestra cama o que estemos con él en su cuarto o simplemente no quiere ir al baño.

 bebe

foto: Instagram/bannortoys

​Ante esto, lo primero que debemos tomar en cuenta es que los pequeños dependen de nosotros para sobrevivir y aprender a VIVIR.
Somos sus GUÍAS, más no sus entrenadores y nuestra mejor herramienta es el amor y el cuidado que se resume en un apego saludable.
 
El apego es básico y necesario porque es la base de un desarrollo psicológico saludable, e impacta en la seguridad emocional y en la forma de relacionarse con los demás.
 
Los pequeños con un apego saludable disfrutan más la vida, establecen lazos afectivos saludable y aceptan con mayor facilidad los cambios porque lo ven como algo natural, no como imposición.
 
Lo mágico del apego seguro es que muchas veces  puedes sorprenderte, ya que ellos mismos son los que piden hacer las cosas por sí mismos, o te solicitan ayuda cuando lo necesitan y reducen sentimientos como ansiedad, miedo, tristeza, sensación de abandono o inseguridades.

Cuando hay un apego seguro, ellos solitos te piden dejar el pañal, o dormir en su cuarto, cuando sienten que es su momento.

OJO, esto no quiere decir que tu hijo no llore o demuestre que le está costando trabajo superar algunas etapas, al contrario, se vale que las exprese, pero en lugar de regañarlo, castigarlo o decirle que está haciendo mal su “entrenamiento”, debemos acompañarlo, abrazarlo y platicar con él sobre lo que siente.

Ante todo, debemos respetarlos como seres humanos, así como su ritmo de aprendizaje. JAMÁS los compares con los demás niños. TODOS son DIFERENTES.

​¿Quieres que sea un niño o niña feliz? Inspírale confianza y dale mucho, mucho amor y respeto.
 
Fuente:
http://si.easp.es/psiaa/wp-content/uploads/2014/07/cuidadores_apego.pdf

webmaster
Última actualización: Vie, 02/02/2018 - 17:56