No le pondría Uber a mi hijo, pero entiendo a la mamá que lo hizo

No le pondría Uber a mi hijo, pero entiendo a la mamá que lo hizo

Vida de mamá

 bebe

 

Eran los días finales, ocho semanas o si se quiere dos meses, para el final de mi embarazo. Me sentía inmensamente feliz con la pronta llegada. Sin embargo,  los inconvenientes eran cada vez mayores, y uno realmente importante: conducir mi coche.
Desde lo incómodo de sentarme tras el volante con mi “ampulosa dimensión”, hasta la preocupación constante por un accidente, cada vez se me hacía más difícil hasta la idea de conducir.

Fue entonces que una amiga, que acababa de aliviarse, me contó de las bondades de su experiencia con Uber. Unas “bondades” que aún  ni siquiera terminaba, porque con un bebé de algunas semanas (poco más de dos meses), seguía usándolo a diario.
Como todas, he recibido consejos y recomendaciones, pero les juro que ninguna me ha sido tan oportuna y útil. Uber es algo así como el Nirvana de las, a punto y recién, mamás; siempre está ahí cuando lo necesitas: en el sitio exacto y el momento oportuno. Desde que “llegó a mi vida”, ya no tuve que preocuparme por nada, en cuanto a tiempo, seguridad ni calidad.

Nunca he tenido que esperar más de cinco minutos cuando hago uso de la aplicación (un simple click en el cel) para que un coche, confortable y conveniente a mi estado, llegue a buscarme, con chofer amable y tarifa justa incluidos; tanto durante los meses previos al parto como ya con mi bebé en brazos.

Lo mejor de todo era que siempre parecían saber, o sabían, de mi condición (embarazada primero y ya mamá) y el servicio era como especializado.

Incluso, hay anécdotas que hablan de cómo “saben” de mamás y embarazadas. Una mujer en India, durante el viaje al hospital, comenzó el trabajo de parto; el chófer y las dos mujeres que la acompañaban trajeron al mundo al bebé en el asiento trasero del coche. Como agradecimiento, la mamá puso al pequeño el nombre de la compañía: Uber.

Y nada más que agregar que, por suerte para las que ahora se encuentren en la situación como la mía, Uber no deja de ganarse más y más al público. Una de sus más recientes promociones, para nuevos usuarios es un ejemplo de ello: usando el código DULCEVIAJE, la compañía te regala tres viajes gratis de hasta 50 pesos.

Y una más, no contar con la aplicación para una futura o ya mamá (en realidad para cualquiera), es como vivir en el tiempo de las parteras y los coches… de caballos.  

webmaster
Última actualización: Vie, 02/09/2018 - 16:20