No esperes que alguien reconozca tu labor

No esperes que alguien reconozca tu labor

Vida de mamá

No esperes que alguien reconozca tu labor.
No esperes que alguien aplauda tus esfuerzos.
No esperes que alguien perciba tu entrega.
No esperes que alguien abrace tus tristezas.
No esperes que alguien entienda tu locura.
No esperes que alguien entienda que haberte convertido en madre te duplicó los miedos y agudizó tus emociones. 
No esperes que alguien te agradezca amar. ​

 mama

foto: instagram/pilicabrera

No esperes que alguien te ofrezca un abrazo o que te diga "sé que estás cansada pero estás haciendo un trabajo excelente"
No esperes, porque quizás nadie lo hará
No desesperes si tu pareja o  tu familia nunca noten  tu cansancio y esfuerzo
Y que cuando por unos minutos te ven descansando en el sillón, quizás te pidan más y más.

No esperes porque la espera convierte al tiempo en polvo y será precisamente, ese recurso tan valioso que se mide con las manecillas de un reloj, el que te encamine a ver por ti misma la realidad:
Que no era necesaria la ovación para lograr pintar sonrisas en el rostro de esa personita que te eligió como mamá.
Que verlo crecer feliz es el pago más grande que puedes tener.


Confía, el tiempo te hará descubrir que no hay mejor diploma, medalla o trofeo que las sonrisas que esa pequeño pinta en ti. ​

 
Por Marisol Sanchez Valderrama para Naran Xadul
La Sexy Mama Vlog & Blog

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 15:36