No eres una mala mamá por no amamantar

No eres una mala mamá por no amamantar

Vida de mamá

Se que hay mucha gente que están en contra de la leche en fórmula, algunos la consideran peor que el diablo. Probablemente muchos no van a estar de acuerdo con estas palabras, sin embargo alguien las tenía que decir. Debemos detener la cacería de brujas de las mujeres que deciden dejar de amamantar.

  mama

Foto vía:pinterest/instagramwhitneyjohnson

Algunas mamás, por distintas razones, no pueden dar pecho a sus bebés.
Quizás no produjiste suficiente leche
Quizás sufriste de enormes dolores físicos para tratar de lograrlo
Quizás tu bebé era intolerante a tu leche por alergias a cierta comida
Quizás debías regresar a trabajar y el extractor de leche se convirtió en una pesadilla que no pudiste superar.
Quizás decidiste no hacerlo porque la lactancia era un proceso que no te hacía bien.
 
Por la razón que sea que lo hayas decidido, está bien. Nadie te puede juzgar.  No eres una mala madre, ni amas a tus hijos menos.
 
Estoy segura que todas hemos notado que en la actualidad hay una enorme presión para normalizar la lactancia y para informar a todas las mujeres que ésta es la mejor opción para alimentar a tu bebé. Eso está bien. No me queda duda de eso. Por todos lados encontramos los artículos y las campañas pro lactancia. Pero siento que algunas mujeres se sienten demasiado presionadas y  cuando su proceso de lactancia es un martirio y nada más no está funcionando, ellas se sienten extremadamente culpables de dejarlo y se hunden en la culpa de estar siendo malas mamás. Definitivamente debemos de apoyar y defender a las mujeres que amamantan pero ¿No deberíamos también apoyar y defender a las que no lo hacen?
 
Si es demasiado frustrante  para ti cuando tu hijo nada más no quiere tomar tu pecho.
O  ir al pediatra y ver que no está subiendo de peso lo suficiente.
Y has hecho todo lo humanamente posible para aumentar tu suministro de leche y nada más no lo has logrado
Y estas agotada de sufrir escuchando a tu bebé llorar y gritar cada vez que tratas amamantarlo
No debes martirizarte por dejar de dar pecho o cambiar a la fórmula
 
Pon atención a esto: No eres débil ni eres una mala mamá por abandonar la lactancia. Muy por el contrario, creo que eres sumamente fuerte por decidir hacer lo que es lo mejor para ti y para tu bebé.
 
Se que hay mucha gente que están en contra de la leche en fórmula, algunos la consideran peor que el diablo. Probablemente muchos no van a estar de acuerdo con estas palabras, sin embargo alguien las tenía que decir. Debemos detener la cacería de brujas de las mujeres que deciden dejar de amamantar.
 
Por supuesto que voy a hacer todo lo posible por dar pecho a mis hijos, pero si algo no funciona y tan solo se está lastimando mi tranquilidad emocional, la de mi bebé o la de mi relación con él, está bien cambiar a la leche en fórmula.
Lo que NO está bien es juzgar y ver para abajo a las mamás que toman esta decisión.

NO TENEMOS DERECHO DE JUZGAR A OTRAS MUJERES POR SUS DECISIONES DE MADRE.

“Es fácil reconocer a las mujeres fuertes, son las que se construyen unas a otras, no las que se destruyen entre ellas" anónimo

Por Sandy Bleiberg para Naran Xadul

Sandy es escritora freelance y editora general en Naran Xadul, mamá de dos chamacos hermosísimos y amante de reír hasta que duele la panza
sandybley@yahoo.com ​

 mama

Foto vía:pinterest/Weheartit

webmaster
Última actualización: Mar, 02/13/2018 - 09:59