Los primeros años de vida,los juguetes y la estimulación temprana

Los primeros años de vida,los juguetes y la estimulación temprana

Estimulación

Los niños son como esponjas: absorben todo el conocimiento y aprendizaje de lo que los rodea. Cada día, nos deslumbran por algún logro que han adquirido de manera repentina. ¡Y como mamás no queremos perdernos ni uno solo!

En esta etapa hablamos de plasticidad neuronal para referirnos a esta capacidad de aprendizaje, en la cual la estimulación temprana toma una importancia excepcional, dado que haciendo un buen uso podemos sacarle el jugo a todo el increíble potencial que tiene el niño para mostrarnos.

 niña

Foto vía: Instagram/foreignmomdairy

Te comparto mis juguetes y materiales favoritos por etapa de desarrollo:

0 a 6 meses: es importante estimular su capacidad auditiva y visual. Proponemos juegos de colores llamativos, con sonajas plásticas, metálicas; etcétera. También los "descubridores", pulseras con sonaja para atar a las muñecas o tobillos del niño para que al sacudirlas, les llame la atención.


6 a 12 meses: podemos estimular el sentido del tacto, ofreciendo al niño objetos con diferentes texturas y colores.


1 a 2 años: trabajamos motricidad fina y caminata. Una propuesta interesante puede ser un prono (base de madera con alambres que se atraviesan como obstáculos, con piedritas de colores). El niño debe trabajar tomando las piezas de colores con los dedos en forma de pinza, atravesando los obstáculos. ¡Les encantan! Una variante es que el prono tenga ruedas, entonces el niño que ya suele desplazarse a esta edad, puede transportarlo fácilmente.


2 a 4 años: podemos trabajar los primeros rompecabezas, comenzando con alguno de pocas piezas, colores llamativos y figuras bien definidas, para que el niño 
tome confianza. Luego vamos avanzando hacia los más complejos, con más piezas y figuras complicadas. Tratemos de acompañar siempre al niño para que no se frustre.

 niña

Foto vía: Instagram/lu_mulloy

5 y 6 años: introducción al mundo de las letras, acompañando el aprendizaje escolar. Podemos ofrecerle al niño letras imantadas, en madera, y de diferentes colores para que reconozca y asocie con palabras y nombres conocidos.


7 años y más: aquí la clave es escuchar al niño que ya tiene sus gustos bien definidos, para ofrecerle propuestas acorde a sus preferencias. Desde algún deporte, pasando por las artes, el diseño o las ciencias, hay propuestas de todo tipo.
 
Queremos que quede claro que no se trata de una carrera, un niño no es más ni menos inteligente si aprendió a caminar a los 10 meses o lo hizo al año y medio, o si identifica los animales y los colores antes o después. Lo mismo ocurrirá más tarde con la lectoescritura. 
 
Cada niño es diferente, tiene otros intereses, otras pasiones y le va a llamar más la atención aquello que despierte su curiosidad. Lo que queremos hacer con la estimulación es justamente conocer cuáles son sus intereses y cualidades para ayudarlo a potenciarlas a medida que va creciendo. 

En el caso de niños con necesidades especiales, también puede servir para intentar integrarlos a un mundo con las cualidades que nos rodean.
 
¡A esto es a lo que llamamos aprender jugando!

Pueden encontrar algunas propuestas más en nuestra jugueteria didáctica en Argentina, y mediante nuestra fan page

Por: Vuelta de Rozka para Naran Xadul​

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 10:46