Los hijos SON TRABAJO DE LOS DOS

Los hijos SON TRABAJO DE LOS DOS

Papás

“No le digo a mi esposo que me ayude porque él trabaja al día siguiente y debe descansar”. 
“El pobrecito trabaja todo el día y no es justo que no lo deje dormir”.
“Soy mamá lactante y no voy a despertarlo solo para que me mire. Mejor que duerma”.

¿Has escuchado alguna de estas frases? Yo sí. 

 mama

foto vía: instagram/burstbrisplease


En uno de los tantos grupos a los que pertenezco en Facebook surgió todo un debate porque una de las mamás se sentía frustrada de que todo el día estaba con su bebé, no podía descansar y su esposo ni se asomaba para colaborarle tan pronto llegaba del trabajo.


Algunas mamás le sugirieron que se lo hiciera saber y su respuesta fue,
“es que él trabaja todo el día y ni modo que también lo ocupe cuando llega a la casa”

–No señoras. Los dos trabajan todo el día.


​Ser mamá es una labor que no tiene remuneración económica pero ciertamente es agotador.
Estás las 24 horas del día alerta y atendiendo las necesidades de una personita que depende de ti. Tan pronto ellos se duermen, arranca otra de las responsabilidades, ser ama de casa. Una tarea impuesta injustamente por la sociedad en la que nos desenvolvemos.
Mientras los padres trabajan fuera de casa, la otra parte se queda en el hogar partiéndose el lomo y corriendo con todo lo demás.
¿Acaso eso no agota? ¿Alguien se atreve a decir que estamos perdiendo el tiempo? ¿No merecemos descansar?

–No señoras. Ya basta. El hombre -igual que la mujer- es responsable de cuidar y atender a sus hijos


Independientemente de que sea de día, de noche o de madrugada. Eso de que “trabajo todo el día” NO es excusa para acostarse a dormir y olvidarse que hay un bebé que se despierta cada una o dos horas y que necesita ser atendido. Porque si fuera así, entonces las mamás harían lo mismo. No es algo sencillo pero se pueden intercambiar días, se pueden establecer turnos, se pueden hacer muchas cosas para que ambos logren descansar y al mismo tiempo compartir responsabilidades. No me vengan con el cuento que porque es hombre y trabaja fuera de la casa merece descansar. Meraaaaa.

¿Y qué pasa con las mujeres que también trabajan dentro y fuera de la casa? ¿Cuándo descansamos nosotras?
No, no, no… Yo fui madre lactante y mi esposo era de los que despertaba en la noche para sacarle los gases al bebé, para calmarlo, cambiarle el pañal o simplemente jugar con él. Cada día cuando llegaba (y todavía lo hace) se tiraba al piso con él, lo bañaba, lo cambiaba de ropa, lo alimentaba, veían películas juntos, etc. Mi pareja NO se murió ni falló en su trabajo. Al contrario, se siente orgulloso de haber trabajado en equipo y compartir las nuevas tareas que llegan cuando eres madre o padre.

Así que, mujeres por favor, valoren lo que hacen. La maternidad es hermosa pero también es fuerte. Nosotras merecemos descansar y recargar energías. Es bueno para nosotras, la pareja y nuestros hijos.

A los que son papás les digo, dejen de recostarse de cosas estúpidas para no pasar tiempo de calidad con sus hijos y hacer lo que les toca. Un bebé es responsabilidad de dos.

Fuente: Mi bebé orgánico
visto en @amo ser mamá y mi vida caóticamente hermosa

webmaster
Última actualización: Vie, 02/09/2018 - 15:03