Las 6 cosas que SÍ le van a ayudar a tu peque a NO enfermarse

Las 6 cosas que SÍ le van a ayudar a tu peque a NO enfermarse

Consejos

(Y no, las famosas vitaminas no están en la lista) 

 niña

Una pregunta frecuente que me hacen los papás es: "¿Qué le puedo dar a mi niño para que no se enferme?"
Me gustaría aclararte algo: Hay muy poco que podamos hacer para "blindar" a nuestros hijos contra los catarros de temporada. Mi abuela les decía "mocosos" a los niños y ahora que soy otorrino entiendo que los mocos son parte de los primeros años de vida.  
El mercado está lleno de "estimulantes de las defensas" y alimentos "fortificados".
Todos conocemos a una amiga o vecina que recomienda tal o cual tecito o remedio casero, y no falta la que vende productos naturistas con resultados ga-ran-ti-za-dos. Resulta que las medidas más efectivas para prevenir infecciones de gravedad no se encuentran en un frasco. Te platico cuáles son:

1. Dar leche materna (siempre y cuando sea posible) 
Tu leche contiene anticuerpos y la cantidad de nutrientes exactos que necesita tu bebé. Su composición cambia a medida que el peque va creciendo y no puede ser reproducida por las fórmulas comerciales. Esto no significa que un bebé amamantado, no enfermará, sino que está mejor preparado para enfrentar complicaciones respiratorias. 


2. Evitar el humo de tabaco 
Un niño que respira el humo de tabaco, o el aroma que impregna la ropa o muebles está fumando también. Los químicos del humo de tabaco son cancerígenos y favorecen las infecciones respiratorias. Un niño fumador pasivo enferma más frecuentemente de los oídos y de las vías respiratorias. Aumenta su riesgo de requerir hospitalización o presentar crisis si padece asma. 


3. Vacunar
Ningún niño debería enfermar o morir por enfermedades que son prevenibles por vacunación. En México contamos con un esquema gratuito de primer nivel que previene complicaciones graves en pequeños y adultos. Además, si recibiste vacunas como la de tosferina o influenza estando embarazada, los anticuerpos también le servirán a tu bebé en sus primeros meses de vida.  Existen muchos mitos o desinformación sobre las vacunas. La realidad es que inmunizar a los pequeños protege de hospitalizaciones o secuelas.  Entre más personas estén vacunadas en la comunidad, menos microbios circulan y hay menos probabilidad de enfermar.


4. Informarse responsablemente (no creas todo lo que lees en internet)
Es muy común consultar los síntomas de tu peque en internet. El problema es que la gran cantidad de información puede causar confusión o miedo si no se cuenta con orientación de un profesional. Otras veces nos alarmamos por comentarios de familiares o amistades que no tienen un fundamento científico real, pero suenan bastante contundentes.  Por lo anterior, es importante que aprendas a diferenciar las fuentes de información confiables de aquellas que no aportan beneficios. 


5. Lavarse las manos (la medida más efectiva y barata)
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la medida más efectiva y barata para prevenir infecciones respiratorias y diarreas. Ni siquiera tienes que usar jabón antibacterial. Se ha demostrado que el jabón líquido simple es igual de efectivo para eliminar microbios y evitar contagios.


6. Conocer los signos de peligro. (la fiebre y los mocos no siempre son tan graves como creemos)
 
Un pequeño con fiebre, mocos y tos nos preocupa muchísimo a los que somos papás. Nunca es agradable ver a un hijo que se siente mal. Sin embargo, te sorprendería saber que estas son respuestas naturales del organismo a la infección, y significan que su sistema de defensas está trabajando para eliminar un microbio. Un niño con catarro suele recibir muchos medicamentos que no necesita y pueden causarle efectos secundarios. 

Para proteger a tu peque es fundamental que conozcas los síntomas que sí indican peligro, especialmente si tiene menos de 1 año de edad: 

  • La tos empeora
  • Hay dificultad para respirar
  • Hay  silbidos
  • Se le marcan costillas al respirar
  • El niño no quiere agua o rechaza el alimento
  • El niño se muestra muy fatigado, sin fuerza o con mucho sueño
  • Tiene las puntas de los dedos azules o los labios

7. No, las famosas vitaminas no están en la lista. 
Existe la idea de que las vitaminas son para que los niños "no se enfermen". En realidad los suplementos vitamínicos son poco efectivos para prevenir infecciones o complicaciones respiratorias No se ha demostrado su efectividad, ni siquiera de la vitamina C. Aprovechamos mejor los nutrientes que obtenemos de nuestros alimentos. Las frutas y verduras son más sabrosas y nos mantienen saludables en esta temporada.

Por Dra. Iris Rentería para Naran Xadul
Iris Rentería es mamá y otorrinolaringóloga de niños (oídos, nariz y garganta).
Ayudando a crear recuerdos felices, no de una infancia entre medicinas. 
Para citas y consultas:
Star Médica HIP (55) 5669.1546
www.otorrinodeninos.com

webmaster
Última actualización: Mar, 02/13/2018 - 17:07