La soledad de la maternidad...

La soledad de la maternidad...

Vida de mamá
Instagram/ chasingthesummerfields
Instagram/ chasingthesummerfields

Cuando recién nació mi hijo, todo mundo fue a conocer a mi pequeño. La casa estaba prácticamente con gente todo el día, lo cual agradezco. Pero, yo anhelaba estar a solas con mi bebé y mi esposo para disfrutar del postparto y acostumbrarme a nuestra nueva vida. Sin embargo, no contaba con que este tipo de soledad iba a ser taaan diferente a la que estaba acostumbrada.
 
Mi soledad ahora significaba estar desconectada de todo el mundo y enfocarme al 100% de mi hijo. El agotamiento físico y mental que se generaban por cubrir sus necesidades, ya no me dejaban tiempo para disfrutar actividades que hacía antes.

 

Mis amigas se reunían y aunque tuviera ganas de estar con ellas, prefería estar en casa con mi bebé y aprovechar cualquier momento para descansar. O si salía a algún lado sin mi hijo, sólo pensaba en que estuviera bien o en que terminara rápido todo para regresar a verlo.
 
Sin querer, me aislé poco a poco; me sumergí en mi propio mundo… En una soledad de la maternidad que puede ser traicionera, que si no actuamos a tiempo para encaminarla en forma positiva, puede ocasionar serios daños a nuestra salud emocional y mental.
 
Cuando me di cuenta que no era posible seguir así, lo único que hice fue hablar con mi cómplice y mis mejores amigas de toda la vida: mi esposo, mi mamá y mi hermana. Al hablar con ellos sentí un gran descanso, comprensión y compañía. Sí, esa compañía que tanto necesitaba.
 
Si estás en la misma situación que la mía, el psicólogo Guy Winch revela que existen algunas cosas que podemos hacer para superar la soledad de la maternidad:
 
1. Reconocer que te sientes solo. Es el primer paso para avanzar. Identifica por qué te sientes así o qué te hace sentir así.
 
2. Hablar con las personas de nuestra entera confianza. Así te sentirás más cómodo y te entenderán. Ten por seguro que jamás te dejarán solo y te ayudarán a superar esta etapa.
 
3. Buscar grupos de mamás en redes sociales. Cuando eres parte de estos chats, te das cuenta que no eres la única que te sientes así, te sentirás comprendida y escuchada.
 
4. Usar la tecnología. Haz de la tecnología tu mejor amiga. Si no puedes o quieres salir, basta con hacer una videollamada para estar en contacto con las personas que tanto amas y reducirás tus sentimientos de soledad.
 
Es válido sentirse sola, incomprendida y agotada, pero sólo es una etapa que se supera con éxito, basta con que expreses lo que sientes y disfrutes cada momento de la maternidad (que no es tan fácil como la pintan en las películas).
 
 
Fuente: Psychology Today

webmaster
Última actualización: Jue, 02/01/2018 - 14:40