Formas para disciplinar con consistencia y amor

Formas para disciplinar con consistencia y amor

Consejos

Como mamás nos preocupa cuando llega el momento de empezar a corregir, empezar a poner límites y ciertas pequeñas responsabilidades. Así que por amor a mis hijos, quise empezar a buscar métodos efectivos, con respeto y amor.

Los puntos que creo más importantes y que la mayoría de las teorías y métodos para disciplinar concuerdan son:

 niños

foto: Instagram/soymamarula

La primera y más importante: sé consistente.

Muchas veces ni nosotros como adultos tenemos orden en nuestras vidas. Lo maravilloso de tener hijos es que ellos te hacen cambiar para mejorar. Si quieres cambiar un mal hábito o corregir un comportamiento, empieza contigo y siempre se consistente, así tu hijo sabrá que esa tarea que le pides siempre es importante para ti y para la familia y por ende, él se sentirá importante.  Por ejemplo, siempre pide algo que quieres que haga y justifica el por qué quieres que lo haga y el efecto positivo que tiene esa acción en la casa y con los otros. Acción: Recoger el cuarto, efecto: Me leerán un cuento antes de dormir a mí y a mi hermanito“. La falta de consistencia podrá confundir a tu hijo y crearle inseguridades. Acción: No revisión de tarea de mi mamá/ papá, efecto: será que no le importa o que mi escuela no es importante.

Persiste. La tarea de disciplinar a un ser humano con personalidad propia no es nada fácil. 

Es normal que tu hijo tratará de desafiarte. ¡No desesperes ! Tu hijo es tu mayor reto, pero también tu mejor recompensa. No desistas, Roma no se hizo en un día y tarde o temprano verás que los límites y disciplina rinden frutos para el éxito de tu hijo en la vida.

Se vale hacer excepciones. Siempre y cuando estén bien justificadas. 

“Cómo estamos atorados en el tráfico, por esta ocasión puedes comerte este dulce antes, pero llegando a casa comes todos tus vegetales, de acuerdo?

No ignores ninguna emoción. 

Recuerdo que mi madre me decía “Déjalo llorar, él verá que no haces caso y se va a callar” ¡No por favor! Tu hijo de 0 a 10 años aproximadamente, no tiene la inteligencia emocional suficiente para controlar sus sentimientos ni mucho menos canalizarlos. Pon tu mirada a la altura de él y dile cosas como “Cálmate por favor para que expliques que te pasa, que quieres, no siempre podré hacer/ darte lo que quieres, pero cuando me lo pidas con calma, haré lo posible o en otra ocasión”.

Échate porras siempre.

Nadie experimenta en cabeza ajena, nadie nos dice que tan difícil es, es válido cometer errores, y desesperarse, pero repite a diario, soy la mejor madre, el mejor padre que puedo ser y es más que suficiente para mi hijo.

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 16:13