Es bueno que tu hijo diga mentiras. No es broma, la ciencia lo avala

Es bueno que tu hijo diga mentiras. No es broma, la ciencia lo avala

Consejos
Instagram/lamamadelbebe
Instagram/lamamadelbebe

Como papás siempre le decimos a nuestros hijos que no es bueno decir MENTIRAS, porque después nadie va a confiar en ellos. Pero la ciencia señala que no es tan malo como parece, ya que si nuestros pequeños las dicen, es señal de que son muy INTELIGENTES.
 
De acuerdo con el estudio publicado en el Journal of Experimental  Child Psychology, los niños que comienzan a mentir desde pequeños son más listos que aquellos que se tardan en decirlas.

Incluso, los autores destacan que para decir una mentira se necesitan diferentes habilidades, para que les crean los demás, como:
 

  1.  Ser convincente
  2.  Saber expresarse
  3. Buena memoria (para no contradecirse o recordar la mentira)
  4. Buena capacidad de improvisación
  5. Ser coherente
  6. Dominar sus emociones                             
  7. Un buen análisis de la situación

 
“La mayoría de los niños dicen mentiras; mientras inician a una edad temprana y más elaboradas y convincentes sean, aumentan su probabilidad de éxito cuando sean adultos.
 
Además, estos pequeños no sólo tienen un mejor desarrollo cognitivo, sino que son más equilibrados emocionalmente.
 
Una de las razones principales por la que los pequeños dicen mentiras es para evitar la frustración, un castigo o llamada de atención por parte de las personas que lo rodean.
 
Esto no quiere decir que aplaudamos las mentiras de nuestros hijos ni que los alentemos a decirlas; al contrario, tenemos que guiar esa inteligencia y todas las habilidades hacia un camino más productivo.
 
Fuente: Journal of Experimental  Child Psychology

Naran Xadul
Última actualización: Mié, 02/14/2018 - 15:48