¿Eres mamá? Aquí algunos trucos para que te organices mejor

¿Eres mamá? Aquí algunos trucos para que te organices mejor

Vida de mamá

¿Estás de acuerdo que los primeros meses después de haber nacido el bebé son una locura? Aunque poco a poco comienzas a adaptarte a los cambios, a veces puede ser muy difícil organizarnos y volver a la rutina sin enloquecer en el intento.

Y ni se diga cuando regresamos a trabajar, porque el bebé va creciendo y los compromisos de mamá se juntan con los labores y personales. Como no eres la única a la que le pasa, aquí hay unos sencillos tips que te pueden ayudar a organizarte mejor y hacer una gran diferencia en tu calidad de vida:

 bebe

Foto de  Purllamb

1. Haz lista de pendientes 

Cuando eres mamá, tu cabeza está en mil sitios a la vez y por eso es fácil olvidarse de las cosas (más si te queda el pregnancy brain después de que nació tu hijo). Así que anota todo. Tus pendientes, las cosas que necesites del súper, las actividades de tu hijo, los compromisos de la semana, si tienes alguna fiesta infantil, si necesitas comprar algún regalo o hacer tareas del hogar. Ese es el inicio de una mejor organización.

 ropa

2. Establece prioridades
Ya con tu lista a la mano, decide qué actividades requieren atención inmediata y cuáles pueden esperar al final del día o incluso al día siguiente. Esto hará que no te agobies con todos los pendientes al mismo tiempo.

 mama

3. Haz uso de la tecnología
Hoy en día todos o casi todos tenemos un Smartphone, si es tu caso,  aprovéchalo. Por ejemplo, usa la agenda para anotar tus compromisos, programa las alertas para que te avise con anticipación de tus citas o las actividades de tu hijo, usa la lista de recordatorios para anotar pendientes, usa el block de notas para hacer tus listas del súper y programa alarmas para llegar a tiempo. Incluso puedes buscar alguna app que te ayude a organizarte.

 foto

4. Haz espacio en la agenda para tus actividades
Aunque muchas veces tu hijo o hija no te dejará seguir un horario estricto, sí puedes establecer tiempos para realizar ciertas actividades, como mandar mails o preparar la comida, por ejemplo. Esto ayuda mucho a que logres enfocarte en una sola actividad.

 rata

5. Date un mini break al día
Sí, también se vale tomar unos minutos para checar tu Facebook o Instagram o simplemente para tirarte en la cama o el sillón antes de comenzar con tus actividades de nuevo.

 mama

Foto de Outlasting Memories

6. Planea con anticipación
Cualquier pendiente que puedas adelantar, hazlo. Por ejemplo, haz el súper e intenta preparar algo de la comida de la semana durante el fin de semana para evitar estar tan saturada todos los días o prepara la ropa que usarás o que usará tu hijo desde la noche anterior. Estas pequeñas acciones hacen una gran diferencia en la rutina diaria.

7. Pide apoyo
Si cuentas con la posibilidad de que alguien de tu familia o de toda tu confianza cuide a tu hijo de vez en cuando o si puedes contar con una niñera de vez en cuando, hazlo. Deja las culpas a un lado y aprovecha esta ayuda. ¡Ah! Y por supuesto, asegúrate de que el papá de tu hijo también cumpla con su parte de la chamba. Recuerda que él no te “ayuda” sino que está cumpliendo con el 50 por ciento de la responsabilidad que le corresponde.​

 abuela

Incorpora a tu rutina diaria algunas actividades como estas que sean sólo para ti y que te hagan feliz. Y, claro, trata de descansar lo suficiente. Aún con las desveladas e interrupciones nocturnas que seguramente te tocarán, respeta tus horas de sueño. 

Por HeyHeyHello para Naran Xadul
Otros artículos que te pueden interesar:

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 11:58