Enséñale a leer a tu hijo con estos fáciles y divertidos tips

Enséñale a leer a tu hijo con estos fáciles y divertidos tips

Crianza consciente

Es normal que a todos los niños les encante jugar, pero cuando descubren el maravilloso mundo de los libros, no solo “echan a volar su imaginación”, sino que aprenden a leer más rápido.


¿Cómo hacerlo? Es muy fácil, nosotros como padres podemos inculcarles este hermoso hábito sin que se aburran o lo sientan como una obligación, sólo hay que poner en práctica algunos sencillos y divertidos tips como los que recomienda la University at Albany.

 niños

Foto vía: Instagram/purllamb

1. Juega con el alfabeto y la fonética
Haz letras del alfabeto (mayúsculas y minúsculas) en cartulina, madera u otro material que sea más resistente que el papel y pégales un imán detrás, así se podrán pegar en cualquier estructura metálica.
Por ejemplo, puedes pegarlas en el refrigerador mientras le enseñas cómo suena cada letra (Ojo: no el nombre sino el sonido); deja que vea el movimiento que haces con tus labios o lengua cada vez que la dices. 
 
2. Identifica las letras
Pídele a tu hijo que te entregue la letra que tú le digas, así podrá identificar cada una de ellas. También pídele que haga el sonido que corresponda.
 
3. Crea palabras
Una vez que comprenda la fonética, es momento de armar palabras. Lo ideal es que empiece con su nombre o con “mamá” y “papa”.
 
4. Juega lotería o memorama
Consigue un juego de lotería o memorama que tenga las vocales, el abecedario o palabras, todas con su respectivo dibujo. De esta manera el pequeño podrá asociar las letras con la imagen y aprenderlo más rápido.
 
5. Lee cuentos divertidos
Ya sea por la tarde o por la noche, elige un libro (con imágenes divertidas y letras grandes) y léelo en voz alta junto a tu pequeño. Que no te dé pena cambiar de voz para identificar a los personajes ni tampoco sobreactuar. Aquí todo se vale para hacerlo entretenido y atractivo.
 
Mientras haces lo anterior, indícale a tu hijo las palabras que estás pronunciando, así se interesará por hacerlo él también. Incluso, puedes pedirle que te señale las letras o palabras que han estado practicando.
Recuerda que la lectura no sólo aporta conocimiento, también estimula la creatividad, enseña valores (empatía, generosidad, esfuerzo), diferencian lo bueno de lo malo y aprenden a reflexionar.
Después de practicar todo esto, te darás cuenta que para los niños la lectura es algo apasionante: no sólo recrearán las historias, sino que pondrán a volar su imaginación y crearán sus propios cuentos.
 ​
Fuente:
http://www.albany.edu/cela/publication/article/learnread.htm

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 14:36