Descubre qué tipo de piel tiene tu bebé con una sola pregunta

Descubre qué tipo de piel tiene tu bebé con una sola pregunta

Recién nacido

¿Sabías que los bebés nacen con distintos tipos de piel?
Cuando iniciamos la aventura de ser mamás y  papás,  tenemos grandes expectativas de a quién se parecerá el bebé, queremos que tengan la nariz del abuelo o los ojos de la  tía, es decir  queremos que herede todos los rasgos especiales que caracterizan a  nuestra familia, pero así como heredamos el color de ojos o tono de  cabello, también heredamos un  tipo de piel. 
Por ello es importante que desde el día uno, tú ya le puedas dar los cuidados que necesita, tomando en cuenta el tipo de piel con que nació.
 

 


Descubre el tipo de piel que tiene tu bebé
 
Si es muy suave y no tiene imperfecciones visibles, entonces es de piel normal.
 
Cuidados para los bebés con piel normal
Durante el baño lava el cuerpo y el pelo de tu bebé con un jabón suave en gel; posteriormente hidrátalo con una crema humectante rica en nutrientes y especial para bebés.
 
Si se siente áspera y visiblemente escamosa, entonces es de piel seca.
 
Cuidados  para los bebés con piel seca
Durante el baño lava el cuerpo con un jabón graso; al terminar hidrátalo con la crema corporal Cold Cream
 
Si presenta algunas o todas las características que se muestran a continuación, tiene una piel atópica o con tendencia al eccema.
 

  • Extremadamente seca.
  • Rugoza y puede presentar pequeñas escamas.
  • Aparecen placas rojas, secas y rugosas regularmente o por períodos, en especial sobre el rostro, los pliegues cuello, codo, detrás de las rodillas y en las extremidades (manos, puños, tobillos).
  • Le pica mucho, en ocasiones llega al punto de provocar problemas para dormir.
  • Muy seca, le da comezón y pareciera que tiene parches rojizos es de piel atópica

 
 
Cuidados para los bebés con piel atópica
Cuando tu bebé sufre de este problema debes proteger, calmar y redipilizar  su piel desde su nacimiento.
 
 
Tratando la piel atópica a tiempo se pueden prevenir problemas con el asma o la rinitis.
 
Gracias a los avances científicos, han  descubierto que nuestra carga genética determina  nuestro tipo de piel. El caso más claro, es el  de las pieles con tendencia atópica, si tu bebé tiene estos síntomas, debemos averiguar si  tú o tu pareja presentó dermatitis atópica en la adolescencia.  Si hay un caso,  hay una probabilidad del 50% de heredar el tipo de piel  a sus hijos  y si ambos tuvieron esta condición o bien hay  un hermanito en casa con los mismos síntomas, hay  la probabilidad sube entre el 50 y 80% de presentar piel atópica.  Y si bien como padres nos angustiamos de todo, no te preocupes porque con un buen emoliente puedes reducir la probabilidad de hasta un 51% de no presentar dermatitis atópica, así podemos prevenir problemas a futuro como el asma o la rinitis.
 
Así como todos los hijos son diferentes y hay unos más traviesos o más tranquilos, la piel es igual. 
 
Más información sobre el cuidado de la piel de tu bebé, te recomendamos entrar AQUÍ

¿Sabías que los bebés nacen con distintos tipos de piel?
Cuando iniciamos la aventura de ser mamás y  papás,  tenemos grandes expectativas de a quién se parecerá el bebé, queremos que tengan la nariz del abuelo o los ojos de la  tía, es decir  queremos que herede todos los rasgos especiales que caracterizan a  nuestra familia, pero así como heredamos el color de ojos o tono de  cabello, también heredamos un  tipo de piel. 
Por ello es importante que desde el día uno, tú ya le puedas dar los cuidados que necesita, tomando en cuenta el tipo de piel con que nació.
 

 Descubre el tipo de piel que tiene tu bebé
 
Si es muy suave y no tiene imperfecciones visibles, entonces es de piel normal.
 
Cuidados para los bebés con piel normal
Durante el baño lava el cuerpo y el pelo de tu bebé con un jabón suave en gel; posteriormente hidrátalo con una crema humectante rica en nutrientes y especial para bebés.
 
Si se siente áspera y visiblemente escamosa, entonces es de piel seca.
 
Cuidados  para los bebés con piel seca
Durante el baño lava el cuerpo con un jabón graso; al terminar hidrátalo con la crema corporal Cold Cream
 
Si presenta algunas o todas las características que se muestran a continuación, tiene una piel atópica o con tendencia al eccema.
 

  • Extremadamente seca.
  • Rugoza y puede presentar pequeñas escamas.
  • Aparecen placas rojas, secas y rugosas regularmente o por períodos, en especial sobre el rostro, los pliegues cuello, codo, detrás de las rodillas y en las extremidades (manos, puños, tobillos).
  • Le pica mucho, en ocasiones llega al punto de provocar problemas para dormir.
  • Muy seca, le da comezón y pareciera que tiene parches rojizos es de piel atópica

 
 
Cuidados para los bebés con piel atópica
Cuando tu bebé sufre de este problema debes proteger, calmar y redipilizar  su piel desde su nacimiento.
 
 
Tratando la piel atópica a tiempo se pueden prevenir problemas con el asma o la rinitis.
 
Gracias a los avances científicos, han  descubierto que nuestra carga genética determina  nuestro tipo de piel. El caso más claro, es el  de las pieles con tendencia atópica, si tu bebé tiene estos síntomas, debemos averiguar si  tú o tu pareja presentó dermatitis atópica en la adolescencia.  Si hay un caso,  hay una probabilidad del 50% de heredar el tipo de piel  a sus hijos  y si ambos tuvieron esta condición o bien hay  un hermanito en casa con los mismos síntomas, hay  la probabilidad sube entre el 50 y 80% de presentar piel atópica.  Y si bien como padres nos angustiamos de todo, no te preocupes porque con un buen emoliente puedes reducir la probabilidad de hasta un 51% de no presentar dermatitis atópica, así podemos prevenir problemas a futuro como el asma o la rinitis.
 
Así como todos los hijos son diferentes y hay unos más traviesos o más tranquilos, la piel es igual. 
 

Más información sobre el cuidado de la piel de tu bebé, te recomendamos entrar AQUÍ
 

 bebe

 

webmaster
Última actualización: Vie, 02/02/2018 - 18:30