Del baño en tina al baño en regadera

Del baño en tina al baño en regadera

Vida de mamá

El baño es de los momentos más lindos e importantes en los niños. Es un espacio íntimo y lleno de amor que debe aprovecharse y valorarse en todo sentido. Sin embargo, debemos saber que no será así para siempre. Los niños crecen y por diversos factores, debemos dejar la tinita de baño atrás para que se empiecen a bañar como todos unos ¡niños grandes! 


Cada niño tiene un desarrollo diferente, ninguno  es bueno o malo, sólo debemos estar al pendiente de un parámetro general (checar con el pediatra) para estar tranquilos de que nuestro pequeño va creciendo saludablemente. Hay unos que se tardan más en el cambio de la tina a la regadera, pero no es nada grave. ​

 bebe

Foto: Outlasting Memories

Cuando decidan hacer el cambio tomen mucho en cuenta la forma de ser de su hijo porque cada uno reacciona de manera diferente, yo lo veo claramente con mis dos hijos.

Tips:


1.- Si la regadera de tu casa es fija, si la economía lo permite, cámbiala por una que se pueda mover


2.- Una tarde invítalos a que entren al espacio de la regadera a jugar un poco. Con ropa y sin agua incluida, es solo para que se vayan familiarizando con el espacio. Siempre deben estar supervisados. Dependiendo de cuál sea su reacción puedes hacerlo una o varias veces.


3.- Compra una alberca individual pequeña, de esas que puedes poner en la playa y ponla dentro del espacio del baño. Infla la alberca unos días antes de usarla y permite que jueguen con ella un poco para que le pierdan el miedo. A mi hija le fascino desde el principio, sin embargo a mi hijo le tomo un año el atreverse a jugar dentro de la alberca.


4.- Llena la alberca y bañalos dentro del espacio de la regadera. Déjalos jugar y al final báñalos y enjuágalos con la regadera de mano para que se vayan acostumbrando a que les caiga el agua en la cara. Si tu regadera es fija, has lo mismo. 


5.- Ya que estén más familiarizados con la regadera puedes prescindir de la alberca y poner “FOAM” en el piso de la regadera para que no se resbalen. Los ayuda a sentirse seguros. 

No porque sea baño en regadera tiene que ser menos divertido, permíteles meter sus juguetes de baño favoritos y jugar un poco si el clima lo permite. Cada niño se diferente y también influye la edad. Estas opciones también dependerán del estado de ánimo de los papás porque hay días que aguantamos muchos gritos y hay otros que aguantamos menos.

Mientras sale el agua caliente, llena una cubeta con el agua que vaya saliendo. De esta manera ayudamos un poco al planeta y la puedes utilizar para regar, lavar o el wc. Otra manera de utilizar esa cubeta es dejarla ahí dentro mientras se bañan y no sabes las maravillas que se inventan para jugar. Siempre hay que supervisarlos y no dejarlos ni un minuto solos en el baño.

Por Mamá Moderna para Naran Xadul
Otros artículos que te pueden interesar:

webmaster
Última actualización: Dom, 02/11/2018 - 14:53