Cuando mis hijos sean grandes...

Cuando mis hijos sean grandes...

Vida de mamá

Cuando mi niña ya no me llame por que le asusta el león que sale en la tv,
Cuando mi nena ya no finja ser una gatita que maúlla por toda la casa
Cuando mi hombrecito ya no me busque para preparar su leche favorita,
Cuando mi niña ya no quiera cantar los “5 monitos”  20 veces seguidas,
Cuando los partidos de fútbol en medio de mi sala hayan terminado,
Cuando ya no haya rayones en mis paredes ni juguetes por toda mi casa,
Cuando ya no tenga que limpiar sus caritas llenas de chocolate, mayonesa o azúcar
Cuando por su propia cuenta elijan ensalada en lugar de papas fritas,
Cuando yo pueda volver a ver mis programas y ya no me sepa de memoria las caricaturas
Cuando ya no hayan en mi casa vocecitas gritando “mami” cada cinco minutos,
Cuando mi esposo y yo al fin volvamos a tener “nuestro espacio"
Cuando al fin mi esposo y yo podamos salir a comer  y realmente podamos comer 
Cuando yo deje de ser la persona favorita de mis niños y prefieran estar con otra compañía
Cuando ya no quieran salir conmigo hasta cuando voy a la esquina
Cuando ya no quieran dormir totalmente abrazados a mí,
Cuando ya no tenga que correr detrás de ellos para peinarlos o cambiarlos,
Cuando  su vida ya no gire en torno a mí y a su papá…..
 
Cuando todo esto haya pasado entonces sabré que mis niños han dejado de ser mis niños, siempre serán míos y mi corazón siempre será suyo, pero ya no serán mis pequeños…
habrán crecido
 
Y cuando eso pase, quiero que estén listos para ser personas plenas y felices.
Quiero que siempre sientan que mamá y papá los respetamos y amamos tanto que nunca tendrán porque conformarse con nada menos que eso.
Quiero que nunca se conformen con migajas del amor de nadie, que cuando elijan su pareja no se conformen con quien no los ame lo suficiente o no los trate con el amor, respeto y empatía con que siempre han sido tratados;
Pero también que sepan amar, que sepan dar la vida por quien aman y que sientan en su alma la alegría inmensa de amar sin límites
 
Que nunca tengan miedo de ser lo que quieran ser, que no tengan miedo de lo que el mundo pueda opinar, porque en casa siempre han sido amados y valorados así como son 
 
Quiero que recuerden  unos padres felices, unos padres que rieron con ellos, que se botaron al piso con ellos, que se convirtieron en tiranosaurios y libraron una guerra contra un feroz espinosaurio,
Unos padres que siempre les brindaron los mas cálidos y profundos abrazos, los más pegajosos besos, que contaban los mejores cuentos y escuchaban las más locas historias.
que se sorprendían con sus dibujos, con sus altísimos saltos, con sus pasos de ballet o con su habilidad para trepar como arañas por los muebles de la sala
Unos padres que cuando se equivocaron no dudaron en pedir perdón.
 
Quiero que cuando a ellos les toque el turno de encontrarse con su maternidad y paternidad tengan el corazón tan rebosante del amor  que recibieron en su niñez, que sea ese el único camino que conozcan para criar a sus propios hijos.
 
Así yo así sentiré que mi legado seguirá llegando una generación tras otra, así sabré que la misión mas importante de mi vida: Ser madre, habrá sido bien cumplida, así podré cambiar el mundo.
Porque estaré cambiando el mundo a través de lo que más amo en esta vida: mis hijos!!

Por Daysi Arcos para Naran Xadul

Para leer más de Daysi encuéntrala en:
facebook.com/mamialamedida
mamialamedida.blogspot.com

Daysi Arcos
Última actualización: Mié, 02/14/2018 - 13:07