Cómo prepararse y enfrentar desastre naturales cuando tienes niños

Cómo prepararse y enfrentar desastre naturales cuando tienes niños

Vida de mamá

Terremotos, huracanes, incendios y otros desastres naturales son parte de nuestras vidas. Muchos sabemos qué hacer en caso de emergencia, pero pocos sabemos qué hacer en esas mismas situaciones cuando no es solo nuestra vida la que tenemos que cuidar, sino también la de nuestros hijos e hijas.
 
Esto me vino a la mente durante el último terremoto de 8.2 grados. Cuando la alerta sísmica sonó, corrí a sacar a mi hija de la cama para salir al patio. Mientras la sostenía en brazos, vi cómo se balanceaban las paredes de nuestra casa y las puertas se abrían y cerraban violentamente. Me dio miedo, pero sabía que era mi responsabilidad mantener la calma para no asustarla a ella.

 niños

foto: Instagram/quinn.and.theo

Cómo hablar con tus hijos sobre los desastres naturales


Es importante explicarle a los niños, sin alarmarlos, qué son los desastres naturales. Hacerles saber que los desastres pueden causar daños y lastimar a las personas, y que hay cosas que pueden ocurrir durante un terremoto o un huracán (que la electricidad se vaya o que los teléfonos no funcionen, por ejemplo).
 
Recuérdales que, en caso de desastre, hay personas que pueden ayudarles: policías, bomberos y paramédicos. En la medida de lo posible, haz que se aprendan de memoria tu número telefónico y enséñales cómo y en qué situaciones marcar a los números de emergencia.
 
Mantener la calma


Como mencioné antes, los adultos debemos permanecer tranquilos ante los desastres naturales. Los niños se contagian fácilmente de nuestros miedos y ansiedades, por lo que debemos procurar no transmitírselos. Además, los pequeños acuden a nosotros para saber qué hacer, así que es importante cumplir esa función.
 
Esto no significa que debas ocultarles todo ni mantenerlos en incertidumbre. Explícales claramente lo que sucede, con información y detalles acordes a su edad.
 
Los miedos de los niños


La rutina es sumamente importante para los pequeños: les da seguridad. Cuando dicha rutina es alterada por un fenómeno natural, puede que su personalidad cambie radicalmente (se vuelvan más tímidos o viceversa, o pierdan la confianza en aquellos adultos que no pudieron controlar el desastre). Como adultos, debemos tomar sus miedos muy en serio y demostrarles que sus sentimientos son válidos.
 
Limita el acceso de tus hijos a las noticias, sobre todo si en ellas se muestran detalles gráficos del desastre. Comparte con ellos la información necesaria, pregúntales lo que saben y motívalos a hablar, dibujar o escribir sobre lo que sienten.
 
Prepararse para un desastre


Es importante hablar con tus hijos en términos generales sobre los desastres naturales. Si vives en una zona sísmica o una propensa a sufrir huracanes e inundaciones, enséñales qué deben hacer en cada uno de los casos y dependiendo del lugar donde se encuentren (casa, escuela, casa de los abuelos, etcétera).
 
Cosas que debes enseñar a tus hijos ante un desastre natural:

 

  • A qué parte de la casa ir en caso de emergencia
  • Reconocer señales de alerta (cómo suenan la alerta sísmica, la alerta contra incendios y otras alarmas)
  • Cómo y cuándo llamar a los números de emergencia
  • Cómo llamar a otros familiares en caso de que tu familia se separe
  • Qué hacer en el momento en que un desastre ocurre (pueden hacer un simulacro familiar cada seis meses para asegurarse de que saben qué hacer)

 
 Kit de emergencia
 
Todos deberíamos tener un kit de emergencia en caso de desastre: agua, comida enlatada, linterna, radio de baterías, baterías extra y todos los objetos que necesitarías en su caso. Puede que nunca tengas que utilizarlos, pero más vale estar preparados.
 
Así como los adultos podemos hacer un kit de emergencia con los víveres y objetos básicos en caso de desastre, también podemos preparar un kit infantil por si tenemos que evacuar de un momento a otro. Prepara una mochila con crayones y papel para dibujar, juguetes pequeños, un rompecabezas o juego de mesa, un muñeco de peluche que les guste, una cobija o almohada y una pequeña caja con objetos que aprecien, incluida una foto de su familia.
 
Con información de: https://www.healthychildren.org/English/safety-prevention/at-home/Pages…

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 14:00