Cómo los bebés aprenden a "leer" a sus padres

Cómo los bebés aprenden a "leer" a sus padres

Vida de mamá

Los padres, somos las primeras lecturas de los pequeños. 
​Los bebés “leen” los rostros, los tonos de voz, las miradas, primero de su madre, la persona más cercana y con quien ha creado un vínculo, luego, de su padre o las personas amorosas cercanas a él. Sin duda, somos sus primeros libros sin páginas.

 bebe

Foto: Instagram/bannortoys


Desde que nacen, los pequeños leen con todos los sentidos: con las orejas, con las manos, con los oídos… con el corazón. 

Y si un adulto cercano inicia la aventura de acercarle un libro primero, y luego lo abre y con su voz que es el referente del mundo del bebé, lo lee, entonces se comienza el Triángulo amoroso.
Los cuentos contados amorosamente, tienen el potencial de transformar el mundo.Muchos de los textos de lectura de la primera infancia trascienden lo alfabético, es decir, están escritos más allá de los libros.

Los padres somos los primeros libros sin páginas, con todo nuestro repertorio de recuerdos de las historias que a nosotros nos contaron nuestros padres o nuestros abuelos, de los arrullos con los que nos convidaban al mundo de los sueños.

La experiencia de lectura de los bebés, alrededor de un año de nacidos, está ligada al afecto, a los ritmos amorosos de la madre y/o del padre. Los pequeños aprenden entonces, que el poder de la palabra es un conjuro para llamar al sueño, incluso para curar el dolor, para dar consuelo en la oscuridad.

Como lo menciona Yolanda Reyes: “los padres pasan por el corazón aquello que una vez alguien les cantó o les contó y que dejó escrito en el fondo de su memoria y ellos entregan a sus hijos ese legado del corazón, lo reescriben en lo profundo de otra memoria”.

Fuentes:  Reyes, Yolanda. Yo no leo, alguien me lee. En “Lecturas sobre Lectura”. México, Conaculta, 2003
​ 
Escrito por FILIJ para Naran Xadul
 
Sigue los eventos de la FILIJ en Facebook

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 14:14