Carta a mi hijo, que entra al kínder por primera vez

Carta a mi hijo, que entra al kínder por primera vez

Vida de mamá

Bebé,  hoy te dejé en la escuela con los ojitos llorosos y te separé de mis brazos para entregarte a tu maestra. 
​Y aunque sé que estarás bien,  al desprenderte de mí te juro que sentí como si un parte de mi corazón se desprendiera también.

niño

Ya sé que ya no eres un bebé. Me lo recuerdas cada vez que yo te digo bebé y tú me contestas que eres un niño grande. Pero me cuesta trabajo aceptarlo porque siento que fue hace nada que te mecía en mis brazos para dormir.

La escuela empieza hoy y con esto empiezan también los amigos, las tareas y los días de tenerte fuera de casa por mucho tiempo. Un mundo increíble comienza para ti, pero también se cierra nuestro primer capítulo juntos. 
Y eso hace que el corazón se me ponga sentimental al pensar en todo lo que hemos vivido y sobrevivido juntos.

Sobrevivimos juntos un parto de 10 horas y los primeros días en los que tú llorabas desesperado por los cólicos y yo lloraba contigo.
Sobrevivimos la falta de sueño y varias noches en que ninguno de los dos pegó un ojo.
Crecimos juntos. Yo te vi crecer centímetros cada mes y dejar las pijamas de bebé atrás y tú me viste crecer para llenar mi nueva piel de mamá.

Sobrevivimos berrinches que parecían eternos. Y días que parecían nunca acabar.
Hasta sobrevivimos a la llegada de un nuevo hermano.

Y ahora tu primer día de kínder ha llegado y un mundo de nuevas oportunidades se abre para ti. Estoy segura que lograrás cosas increíbles. Ya desde ahorita estamos tan orgullosos de ti.

Recuerda que en tu casa siempre tendrás un espacio seguro en donde sentirte en paz.
Recuerda que mi amor por ti es eterno.


Feliz primer día de clases
Te amo.

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 16:17