Actividades fáciles para enseñar un vocabulario emocional a tu peque

Actividades fáciles para enseñar un vocabulario emocional a tu peque

Consejos

La primera vez que mi bebé me dijo “Mamá” sentí mucha emoción y felicidad, y entendí que daba un paso enorme en su crecimiento: empezaría a HABLAR. Y desde ese momento empezamos a bombardearlo de palabras para que aprenda a decirlas.
 
 Sin embargo, algo que debemos tomar en cuenta como papás es que no sólo debemos enseñarle cualquier palabra, también tenemos que enseñarle un vocabulario emocional, es decir, que aprenda a etiquetar cómo se siente y por qué se siente así.

 bebe

Instagram/bannortoys/

Aunque parezca difícil, existen algunas estrategias que ayudan a aumentar el vocabulario emocional de los pequeños de una forma divertida.
 
1. Emociones y sentimientos en fotografías
 
Elige algunas fotos que muestren diferentes emociones. Enséñaselas a tu hijo y explícale lo que representa la foto, cómo se siente la persona de la foto. Dile está triste, enojada, contenta, preocupada, pensativa. Así relacionará la imagen con la palabra y entenderá el significado de ésta.
 
2. Cuentos con imágenes sobre los sentimientos
 
Los libros son una herramienta espectacular para incrementar el vocabulario emocional. Elige los que tengan imágenes de sentimientos. Haz énfasis en la emoción o el sentimiento que se exprese en el libro.
 
Al etiquetar las emociones y los sentimientos, los niños identificarán su propio estado interno y será más fácil que lo exprese.
 
3. Cuadro de emociones
 
En una tabla pega caritas con diferentes emociones. Todas las mañanas el niño debe reconocer y señalar la imagen que coincida con su estado emocional. Por la tarde que haga lo mismo y antes de irse a dormir.
 
Esta actividad le ayudará a poner en práctica el vocabulario emocional y entenderá que puede tener diferentes estados de ánimo durante el día.
 
3. Pasa el sombrero
 
En esta actividad se meten diferentes imágenes con emociones en un sombrero. El niño tiene que sacar una y debe decir de qué emoción se trata. Después debe contar una anécdota en la que él se ha sentido así.
 
4. Busca la pista
 
En un lugar esconde fotos de emociones. Dale una lupa y cuando encuentre una foto, debe imitar la emoción, nombrarla y decir en qué momento se sentiría así.
 
Las palabras básicas que deben aprender son: amor, alegría, tristeza, enojo, preocupación, avergonzado, orgullo, soledad, celoso, frustración, miedo y temor.
 
5. Mira un espejo
 
El pequeño se tiene que sentar frente a un espejo y debe hacer los gestos que correspondan a una emoción.
 
Cuando los pequeños aprenden un vocabulario emocional (palabras relacionadas con emociones, conductas y comportamientos) a temprana edad, será más fácil para ellos hablar sobre sus sentimientos, a comunicarse mejor con los demás y a solucionar mejor cualquier situación.
 
Fuente: Center on the Social and Emotional Foundations for Early Learning

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 10:33