A mi hija: No vayas por la vida diciendo perdón por la molestia.

A mi hija: No vayas por la vida diciendo perdón por la molestia.

Vida de mamá

A mi  hija:

No vayas por la vida diciendo: “perdón por la molestia”. Tú nunca eres una molestia. Tú eres alguien con sentimientos y pensamientos que merece el mismo respeto que cualquiera.

Nunca inventes razones para no salir con un hombre con el que no deseas salir. No le debes a nadie explicaciones. Un simple, no gracias es aceptable.

No te estreses sobre lo que comes enfrente de más personas. Si tienes hambre, come. Y come lo que tú quieras. Si quieres pizza, no pidas una ensalada sólo porque hay gente mirándote. Pide la condenada pizza.

 niña

foto: FB/tonihammerwriter

​Nunca te dejes el cabello largo, solo para hacer feliz  a alguien más
No uses vestido si no lo deseas.
Nunca te quedes en casa porque no tienes con quien salir. “Sácate a ti misma”, ten experiencias contigo misma y para ti misma.
No contengas tus lágrimas, llorar significa que estás sintiendo algo que tiene que salir. No es una debilidad, es ser humana.
No sonrías porque alguien te dijo que lo hicieras

​No temas reírte en alto.

No sigas que sí solo por “educación” di que no porque tú eres la que decides y es tu vida
No escondas tus opiniones. Habla y habla fuerte. Tú mereces ser escuchada

Nunca te disculpes por ser quién eres. Se valiente y fuerte.
Sé siempre tú.

Texto de Toni Hammer
https://www.facebook.com/tonihammerwriter/

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 12:21