7 técnicas que calman hasta el peor berrinche del mundo

7 técnicas que calman hasta el peor berrinche del mundo

Vida de mamá

A medio supermercado mi hijo de tres años se tira en el piso porque le dije que no podemos comprar 5 cajas iguales de cereal:
Señores, empieza el berrinche
 los gritos, aullidos y lloridos a todo volumen  suenan más fuerte que la música de elevador que hay
las mejillas rojas y el corazón le late a todo lo que da.
Algunos de los demás compradores tratan de hacer esa actuación de como que no nos están viendo
Una señora decide sí vernos fijamente y decir que no con la cabeza. Me juzga
Lo trato de calmar; lo trato de parar del suelo y cargarlo, sin poder conseguirlo
Empiezo a sudar. A hiperventirlarme.
Mi hijo continúa en plena acción.

Amo a mi hijo, pero estos berrinches me sacan lo peor de mí. Así que tuve que  buscar ayuda con una experta (Una psícóloga infantil)  Lo primero que me explicó es que: 


"Los berrinches aparecen alrededor de los 2 años, y son un comportamiento completamente NORMAL en el desarrollo de un niño"

Pero me pasó estas 7 técnicas que me ayudaron muchísimo.

 

 niño


foto vía: pinterest/http://www.mymundaneandmiraculouslife.com/the-4-easiest-things-you-can-…

​1. Crea un distracción


Aunque no lo creas, esto funciona la mayor parte de las veces: Cuando veas que el berrinche está apunto de desatarse, trata de distraer a tu hijo mostrándole algo que le guste. Ten siempre contigo libros y juguetes en tu bolsa y distráelo con ellos. O platícale algo que le interese, como una actividad que harán después en el día. Ayudará más si usas un tono entusiasta. Los niños pequeños tienen una corta capacidad de atención así que es fácil distraerlos.

 2. Niño sin hambre y sin sueño = menos berrinches


No hay nada que haga más que un niño tenga berrinches como el tener hambre o sueño. Los expertos confirman que si un niño come a sus horas y duerme el tiempo que debe dormir según su edad, es mucho menos susceptible a tener berrinches. 

 3.  Cambia el escenario


Aleja a tu hijo de el lugar donde están para que se calme por sí mismo al estar en otro entorno. Dile que en cuanto esté listo y tranquilo podrán regresar. Esto le ayudará a dominar el autocontrol, una cualidad indispensable cuando sea adulto 

4. El poder del abrazo


Quizás sea lo último que quieras hacer en el momento en que tu hijo se vuelve un monstruo y grita sin control, pero un abrazo fuerte, firme y sin hablar, calmará rápidamente a tu hijo. Los abrazos dan seguridad haciendo que se calme.

5.- Enséñale a respirar  y contar hasta diez. 


Es importante que desde enseñar a los niños a respirar profundo cuando se sientan rebasado por sus emociones. Si tu hijo es muy pequeño para entender como se debe respirar profundo, enséñale la técnica de "huele la flor, sople la vela". En ella haz que tu hijo imagina que está  oliendo una flor para inhalar y soplando una vela para exhalar.

6.  Mantente firme  sin enojarte. 


La ideas es hablarle firme pero sin gritar.  Explícale con palabras que hay ciertas reglas que no se deben romper en tu casa y que si las rompe habrán consecuencias. Pero no recurras a los gritos o golpes pues esto empeorará las cosas.

7. Nunca sedas ante un berrinche


Es importantísimo que enseñes a tu hijo que no logrará nada al hacer berrinches. Si por ejemplo, se pone a llorar y gritar porque no lo dejas comer un dulce, no cambies de opinión y le des el dulce cuando se haya calmado. Tu hijo dejará de hacer berrinches en la medida que entienda que no consigue nada al hacerlas

Los berrinches son un comportamiento NORMAL en el desarrollo de tu hijo.
¡No te estreses y manten la calma!

webmaster
Última actualización: Vie, 02/09/2018 - 16:29