7 cosas increíbles que te sorprenderán de tu recién nacido

7 cosas increíbles que te sorprenderán de tu recién nacido

Recién nacido

Cuando nació mi hija mayor me adentré por fin en el misterioso y maravilloso mundo de los recién nacidos. Sí, había cargado y consentido a los bebés de mis primas y amigas, pero no me había enfrentado a la realidad de tener a un humanito a mi cuidado durante las 24 horas. 
 
Y créeme, cuando pasas tanto tiempo con ese bebé que llevaste dentro de ti durante nueve meses, descubres cosas que nadie podría haberte contado. ¡Y es increíble!
 
Si esperas un bebé, o ya lo tienes en tus brazos, estas son siete cosas que te sorprenderán:

 


1. ¿Por qué tiene granitos en la nariz?
 
Los recién nacidos no son precisamente fotogénicos: muchos nacen con una especie de acné que, no obstante, es completamente normal y se llama acné miliar. La buena noticia es que no les duele ni les molesta y desaparecen en una o dos semanas.
 
 
2. Parece que tiene piel duraznito
 
Seguramente notarás que tu pequeñín está cubierto de lanugo, un vello muy fino que desarrolló desde antes de nacer para proteger su piel. ¡Tan suavecito!
 
 
3. Tiene los ojos grises
 
Cuando tu recién nacido empiece a abrir los ojos cada vez más, notarás que son de un color entre gris y azulado. Esto no quiere decir que vayan a quedarse así para siempre; lo que pasa es que aún no tienen la pigmentación que les dará su color definitivo.
 
 
4. Capa sebácea
 
Que levante la mano la mamá que, igual que yo, no ha pasado horas de diversión quitándole la capita de grasa a la cabeza de su bebé. Así como el lanugo, los recién nacidos la desarrollaron como protección contra el líquido amniótico en el que vivían; se cae completamente en un par de semanas después de nacido.
 
 
5. La primera popó
 
Es probable que no mucha gente te haya hablado de esto, pero es una experiencia que nunca olvidarás. La popó de un bebé recién nacido es líquida, oscura y explosiva. Por lo mismo te recomendamos usar pañales con bolsitas anchas, para evitar escurrimientos, y que sean delicados con su piel; tipo Huggies Supeme. Piensa que es normal, ya que en algún momento tenía que salir ese líquido, de origen amniótico, y otras sustancias que tu bebé ingería en el útero.
 
6. Tiene la nariz chueca
 
O la oreja doblada, o la cabecilla aplastada. ¡Salir de tu panza por un espacio tan reducido no es nada fácil! Muchos bebés se quedan un par de días con la cara hinchada como si acabaran de ganar una pelea de box. Tú y él se merecen una medalla.
 
 
7. Está amarillo
 
Otra característica de casi todos los recién nacidos: están amarillentos. A estas alturas, tu pediatra ya te recomendó darle baños de sol diarios para ayudarle a procesar la bilirrubina que lo pone de ese color. ¡Disfruta esos ratos de relajación con tu bebé!

webmaster
Última actualización: Vie, 02/02/2018 - 18:40