Lo que las embarazadas quisiéramos que el resto del mundo entendiera

Lo que las embarazadas quisiéramos que el resto del mundo entendiera

Embarazo

Quien nunca ha estado embarazada puede  imaginarse que es algo complicado, en ocasiones molesto y siempre emocionante, una aventura que te cambia la vida y termina en uno de los regalos más hermosos.

 

Sí, claro que todas las embarazadas (o la mayoría) estamos emocionadísimas con lo que estamos viviendo. Pero déjenos decirles, a todas las que no están embarazadas y prácticamente al resto del mundo, que somos un caldo de hormonas subiendo y bajando por nuestro cuerpo y aunque la aventura es increíble, nada de lo que vivimos en esos nueve meses es tan glamoroso como les han hecho creer.
 
Así que, con todo el cariño y respeto que tenemos por el resto de los humanos que no llevan un bebé en su vientre, nos encantaría que entendieran:
 

  • Que recordarnos la gran bendición que estamos viviendo cuando algo nos duele no ayuda en nada. 
  • Que cuando un olor nos parece insoportable no estamos siendo quejumbrosas ni queremos molestar a nadie, en realidad nos parece INSOPORTABLE y no hay nada que podamos hacer al respecto, más que pedirte que lo alejes de nuestra nariz.
  • Que si los vemos tomándose una copa de vino se nos va a antojar y tenemos todo el derecho de decirlo. Sí, sí sabemos que sólo son 9 meses, y sí sabemos que es una bendición estar embarazadas, pero ¡se nos antoja una maldita copa de alcohol que no nos podemos tomar!
  • Que preguntarnos de vez en cuando por nosotras, por cómo nos sentimos nosotras (no nuestro marido ni el resto de los hijos o el perro) es una forma de mostrarnos apoyo. Sí, nuestro esposo y resto de la familia también se ven afectados por el embarazo, pero la que lleva al bebé adentro es una. 
  • Que en ocasiones nos queremos quejar, simplemente sentarnos y quejarnos durante una hora (o 3) y lo único que esperamos es que nos escuchen. No que nos aconsejen ni nos recuerden lo bendecidas que somos.
  • Que también es lindo cuando nos ofrecen una rebanada de pastel o de pizza. Tal vez no debamos comerla, todas las mamás sabemos que el exceso de azúcar/grasa o lo que sea no es lo mejor para el bebé, pero es lindo ser tomadas en cuenta. 
  • Que se siente horrible que nos dejen fuera de planes por estar embarazadas. ¡Invítennos! Nosotras decidiremos, con mucha tristeza, que no podemos ir a ese evento porque estamos embarazadas, pero no tomen la decisión por nosotras.
  • Que ofrecerse a cuidar a los niños una tarde o a ayudarnos con el súper o cualquier cosa que nos permita descansar un par de horas es el mejor regalo que pueden hacernos durante estos 9 meses, incluso mejor que la mejor carriola.
  • Que platicarnos cosas triviales mientras estamos cansadas nos ayuda a despejar nuestra mente de la fiesta hormonal que tenemos dentro. Tal vez no pongamos mucha atención, pero nos alegra ser parte de la conversación.
  • Que hacernos ver que estamos equivocadas por culpa de las hormonas nos hace sentir peor. Si ven que estamos haciendo algo mal, arréglenlo por nosotras y no nos digan. Ya tenemos bastante con no encontrar las llaves o traer perdida una bolsa del súper que compramos ayer.
  • Que decirnos que entienden por lo que estamos pasando nos hace querer golpearlos. Lo sentimos, pero nadie que no haya cargado un bebé en la panza puede saber lo que se siente. Incluso entre embarazadas no nos entendemos muchas veces, menos si eres hombre o nunca has sido mamá. Si no lo entiendes, por favor no nos digas que lo haces, mejor ayúdanos a salir de la situación o déjanos quejarnos. Así de simple.

 
Estar embarazadas es difícil… Sí, es una bendición, sí es una gran aventura, pero es increíblemente difícil. Es algo para lo que nunca nos prepararon, algo que no sabemos manejar y algo que está cambiando nuestro cuerpo como jamás imaginamos posible.
 
Así que tu compañía, silencio, y una rebanada de pastel de vez en cuando es la mejor forma de mostrarnos apoyo y empatía.

webmaster
Última actualización: Mar, 02/13/2018 - 11:00